Tiempo Universitario


Instalada en la Galería Universitaria Braulio Salazar

Conmovedora clausura de la V Semana de Reflexión Ana Frank

Con la lectura dramatizada "Rastro de un sobreviviente judío: Annie (Reinfeld)" y la donación de la colección de libros "Los brazos abiertos", pusieron fin a ocho días de reflexión

Daniela Chirinos.

Tiempo Universitario
Hace 5 años, la UC y Espacio Anna Frank establecieron una alianza para difundir el respeto al otro y a la diversidad, la solidaridad y la coexistencia.
Fotógrafo: Angélica Hidalgo.

La academia, desde un principio, ha sido fundamental para la asociación civil sin fines de lucro Espacio Anna Frank, porque allí están los formadores de opinión, los investigadores que se dedican a estudiar minuciosamente temas como el Holocausto, y quienes nos ayudan a formarnos como ciudadanos; de ahí, que se mantengan alianzas educativas y culturales con la Universidad de Carabobo (UC).

 

Así lo acentuó Carol Ramírez, directora ejecutiva del Espacio, tras la clausura de la V Semana de Reflexión Ana Frank, que se realizó del 15 al 22 de junio, en la Galería Universitaria Braulio Salazar (Gubs), y cuya programación incluyó las exposiciones “Ana Frank, una historia vigente” y “Recuerda, reflexiona, reacciona”, cine tertulias, lecturas dramatizadas y visitas guiadas.

 

“La historia nos demuestra que, aunque no todo se repite por igual, hay ciertos rasgos que nos ayudan a determinar que la lucha por los derechos humanos no cesa”, comenta Ramírez. Por eso, en este espacio se recurre a la educación y a la cultura como principales herramientas para formar a la población más joven, en cuanto a los argumentos que le servirán para defender la democracia y el respeto a las diferencias”.

 

El acto contó con la asistencia de Pablo Aure, secretario de la UC; Manuel Barreto, director de Relaciones Interinstitucionales; Lunes Rodríguez Coronel, director de la Gubs. En representación de Espacio Anna Frank, estuvieron Alba Rondón, coordinadora del área de museo; Luis Jiménez, coordinador del área educativa y Carol Rodríguez, directora ejecutiva.

 

 

Conmovedora clausura

 

En primera fila, alumnos del Instituto Educacional Juan XXIII y la Escuela Básica Popular Laura Vicuña disfrutaron de la lectura dramatizada “Rastro de un sobreviviente judío: Annie (Reinfeld)”, interpretado por la actriz Gladys Secco, que da cuenta de cómo el ser humano, a pesar de ser expuesto a las peores atrocidades, puede sacar lo mejor de sí y salir adelante, sin odios ni resentimientos, como lo subraya Ramírez.

 

Este espacio donó a ambas instituciones educativas, la colección de libros ilustrados por Eduardo Sanabria (Edo) “Los brazos abiertos”, que narran la llegada de los buques Caribia y Königstein a los puertos de La Guaira y Puerto Cabello en 1939, cargados de inmigrantes de origen judío, que huían de las atrocidades del Holocausto.

 

Uno de los momentos más conmovedores fue cuando miembros de la sociedad civil colmaron la sala con sus voces, al interpretar el tema “Canta el pueblo”, que forma parte del musical “Los miserables”, basado en la novela de Víctor Hugo.

 

 

Próximas actividades

 

Para este período de vacaciones escolares, el Espacio Anna Frank prepara un conversatorio con la politóloga y docente de la Universidad Católica Andrés Bello, Ruth Capriles, enfocado en mostrar la banalidad de la crueldad y cómo en los regímenes totalitarios se ponen de manifiesto este tipo de prácticas deshumanizadas.

 

Y en septiembre próximo, inaugurarán el 8.o Salón Nacional de la Coexistencia, que está dirigido a diseñadores gráficos, fotógrafos y artistas urbanos (este último solo residenciados en Caracas). Los interesados en participar, tienen hasta este 25 de junio para consignar sus propuestas. Las bases del concurso están disponibles en espacioannafrank.org.

 

 

Perpetuar un legado

 

Hace 5 años, la asociación civil sin fines de lucro Espacio Anna Frank y la Dirección de Relaciones Interinstitucionales de la UC establecieron una alianza para difundir, a través de actividades culturales como estas, valores que tienen en común ambas instituciones, a saber: respeto al otro y a la diversidad, valentía moral, solidaridad, coexistencia.

 

El foco de los programas de Espacio Anna Frank es perpetuar el testimonio y legado de los sobrevivientes del Holocausto con cine tertulias, exposiciones itinerantes, ciclo de lecturas dramatizadas, pues cada una de estas historias es un ejemplo de resiliencia.

Fecha: 22/JUN/2017


EDICIÓN IMPRESA