Tiempo Universitario


Recopilan un trabajo constante de los autores

Presentados libros Expedientes y Chernóbil de Juan Toro y Ricardo Arispe

Estos textos son parte de un trabajo constante en el área fotográfica, pues abarca el enfoque y experiencia de dos importantes fotógrafos venezolanos, quienes ponen a la mano del lector su visión acerca de dos temas que generan emociones fuertes

Miagualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Arispe y Toro resume en sus libros parte de su obra fotográfica
Fotógrafo: Rafael Delgado

En el marco de las muestras fotográficas Expedientes y Chernóbil abiertas al público valenciano en la Galería Universitaria Braulio Salazar, se presentaron los libros de Ricardo Arispe y Juan Toro que forman parte de la recopilación fotográfica y concepto de las exposiciones. 

 

El fotógrafo venezolano Ricardo Arispe, decidió emprender un viaje a Chernóbil que posteriormente se convirtió en un libro. Con su cámara captó las ruinas, los rostros y las huellas históricas de este lugar luego del accidente nuclear, marcada por la radiación, la evacuación de sus habitantes y los recuerdos de las muertes.

 

Arispe llegó a esta loca localidad muchos años después, de la tragedia ocurrida durante una prueba de corte del suministro eléctrico, cuando un aumento repentino de la potencia de la central nuclear, produjo un recalentamiento que posteriormente sobrevino en la explosión. Su libro abarca muchas de las vivencias y experiencias, la historia de un pasado que quedó grabado en la historia de Chernóbil.

 

Juan Toro se ha dedicado a fotografiar desde el año 2008 la violencia en Venezuela, protestas del año 2014, el cierre progresivo de empresas; el desabastecimiento de alimentos y productos básicos en el país y la angustia que eso genera en la población. Todos estos aspectos están plasmados en su libro Expedientes.

 

El libro del reportero gráfico nace de las fotografías que desde hace ocho años comenzó a realizar al involucrarse un poco en el mundo de la violencia a través de su amiga periodista María Isoliett Iglesias. En trabajo le permitió fotografiar la escena del crimen, tener contacto con esa violencia directa que se vive en la calle, a fotografiar objetos que están vinculados a la violencia.


Estos textos son parte de un trabajo constante en el área fotográfica, pues abarca el enfoque y experiencia de dos importantes fotógrafos venezolanos, quienes ponen a la mano del lector su visión acerca de dos temas que generan emociones fuertes.

 

Estos profesionales de la fotografía continúan con la tarea de documentar la temática a la que han dedicado gran parte de su trabajo desde hace ya algunos años. Si usted desea conocer un poco más acerca de Arispe y Toro, también puede visitar la muestra fotográfica que continúa exhibiéndose en los espacios de la Galería Braulio Salazar.

 

 

Fecha: 24/MAR/2017


EDICIÓN IMPRESA