Tiempo Universitario


En el sexto concierto de la temporada

Alumnos de CMC deleitaron a la audiencia con su talento

Los músicos en formación demostraron que la disciplina, esfuerzo y dedicación a cada instrumento tienen como producto final, una calidad interpretativa de un buen nivel

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Con un variado repertorio, lo jóvenes maravillaron al público presente.
Fotógrafo: Cortesía

Los talentos estudiantiles del Conservatorio de Música de Carabobo, deleitaron a la audiencia presente en los espacios de la Galería Universitaria Braulio Salazar, durante el sexto Recital de Música de Cámara, correspondiente a la temporada 2016-2017. 

 

Los chicos de las cátedras de Violín y Flauta Transversa de esa prestigiosa casa de estudios musicales, cautivaron a los presentes al interpretar un variado repertorio de manera muy acertada.


Abrieron el recital, los solistas pertenecientes a la cátedra de Violín: Sara Alezones y Mariangela Montilla, al compás de “Estrellita” y “Los Boufones”; respectivamente. La obra “Ve y dile a tía Rody”, fue ofrecida por Valentina Gil; mientras que Paola González interpretó “Bourré”. Nelson Salazar derrochó talento al interpretar “Allegro” (Suzuki). La obra “Rigaudon” fue presentada por Luisa Suárez.


Por su parte, Héctor Rápalo ofreció de Raichev, “La canción del pastor”. La primera parte del recital, finalizó con la participación de Jesús González con la obra “Los dos granaderos” de R. Schumann.


Seguidamente, el público disfrutó del primer movimiento del Concierto en si menor (O. Reiding), a cargo de la violinista Natasha Manzanilla. Luego la destacada flautista Francis Medina interpretó “Allemande” (Partita BWV 1013 de J.S. Bach).


El violinista Diego Hnatyk estuvo a cargo del primer movimiento del Concierto en sol menor, del compositor alemán Friedrich Seitz. Cerraron el recital, el flautista Matías Ruiz, con la obra Syrinx del compositor francés Debussy, y la flautista Grecia Almenar con las obras Gavotte (J.S. Bach), Un heladero con clase y Atardecer, de Luís Laguna.


Los músicos en formación demostraron que la disciplina, esfuerzo y dedicación a cada instrumento, tienen como producto final, una calidad interpretativa de buen nivel, tomando en cuenta que son niños, niñas y adolescentes.


Cabe destacar, que este tipo de presentaciones se llevarán a cabo en la galería, una vez al mes, lo que le permitirá a estos jóvenes, canalizar sus potencialidades artísticas.

Fecha: 16/MAR/2017


EDICIÓN IMPRESA