Tiempo Universitario


Tal día como hoy se conmemora su natalicio

Aldemaro Romero dejó una huella imborrable en la música popular y académica venezolana

Su legado musical incluye obras que quedaron sin estrenar por el autor

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
La obra musical del carabobeño Aldemaro Romero continúa difundiéndose.
Fotógrafo: Cortesía

El compositor y arreglista carabobeño, Aldemaro Romero, dejó una huella imborrable en la música venezolana plasmada en sus más de 250 composiciones, algunas de las cuales se quedaron sin estrenar para el momento de su partida terrenal.

 

A 89 años de su natalicio, su obra musical continúa siendo variada, amena y valorada. Aldemaro Romero, nacido el 12 de marzo de 1928 en Valencia, estado Carabobo, fue músico de extracción popular, hijo de un músico que ganaba su vida tocando música de baile y dirigiendo bandas rurales de música. A la edad de nueve años, tocaba guitarra y cantaba en un programa infantil de una emisora de antaño en Valencia.


Su biografía y obra están descritas en el sitio web de la Fundación Aldemaro Romero, la cual se encarga de la difusión del trabajo que él realizó tanto en Venezuela como en el exterior.


Como parte de la difusión de su obra, en la música popular se han recopilado 126 canciones y 31 instrumentales; y en el campo de la música académica, compuso 100 obras para orquesta y coros, ballet, conciertos y música de cámara.


Comenzando la adolescencia, Romero se marchó de la ciudad natal para establecerse en Caracas, donde desarrolló gran parte de su vida musical. Fue pianista y compositor de canciones populares. Sus presentaciones eran en emisoras de radio, salones de baile y fiestas populares.


Tuvo un acercamiento a la vida política ocupando el cargo de senador del Congreso de la República de Venezuela y fue fundador de la Asociación de Parlamentarios Amigos de la Cultura Italiana.


Obtuvo el Premio Nacional de Música en el año 2.000 y sumó a su hoja de vida tres Doctorado Honoris Causa, otorgados por la Universidad de Carabobo el 19 de junio de 2006, la Universidad Lisandro Alvarado el 10 de julio de 2006 y la Universidad del Zulia el 10 de octubre de 2006.


En 1951 grabó su primer disco, titulado “Dinner in Caracas”. Creó a finales de los años 60 el ritmo “onda nueva” (joropo urbano). Fue fundador de la Orquesta Filarmónica de Caracas, la cual dirigió. Su gran dominio del idioma español quedó expresado en diversos libros, como “Cosas de la Música”, “Esta es una orquesta”, “El joropo llanero y el joropo central”, y “La música de Carabobo”; además de artículos escritos en la prensa diaria.

 

Fecha: 12/MAR/2017


EDICIÓN IMPRESA