Tiempo Universitario


Promotor cultural con 50 años de vida artística

El maestro Calabrese recibió Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Carabobo

En el auditorio de la Facultad de Ciencias de la Educación, se realizó una solemne ceremonia, en la que fue impuesta la medalla y conferido el título de Doctor Honoris Causa, al director artístico de la Orquesta Sinfónica de Carabobo

Ismeyer Tapia De Caires

Tiempo Universitario
Autoridades de la Universidad de Carabobo confirieron Doctorado Honoris Causa de la UC al maestro José Giuseppe Calabrese.
Fotógrafo: Orlando Nader

El invaluable trabajo como compositor, ejecutante, arreglista, profesor, productor y promotor cultural en 50 años de vida artística y pedagógica, fue reconocido al maestro José Giuseppe Calabrese Di Stéfano con el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Carabobo.

 

En el auditorio de la Facultad de Ciencias de la Educación se realizó una solemne ceremonia, en la que fue impuesta la medalla y conferido el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias de la Educación, al director artístico de la Orquesta Sinfónica de Carabobo, tras ser aprobado en sesión ordinaria del Consejo Universitario en acta 1787 de fecha 22 de febrero de 2016.

 

El acto estuvo presidido por la rectora Jessy Divo de Romero; el vicerrector administrativo, José Angel Ferrerira; el vicerrector académico, Ulises Rojas; el secretario, Pablo Aure y la decana de la Facultad de Ciencias de la Educación, Brigida Ginoid de Franco. También asistió el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, David Rutman; el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Benito Hamidian y los exrectores Elis Mercado y Rolando Smith.

 

Familiares y amigos del maestro se hicieron presentes en la ceremonia, en la que la máxima autoridad de esta casa de estudios, destacó que el conferimiento del Doctorado se hizo a propósito del 58 aniversario de la reapertura de la UC y 461 de la fundación de Valencia.

 

La rectora de la UC recordó, que el maestro Calabrese, a la corta edad de 6 años, inició su dilatada carrera. “Hablamos entonces de más de medio siglo transitando con verdadera pasión y maestría en esa ciencia de los amores entre la armonía y el ritmo, como definió Platón a la música”.

 

“Recordemos que un director de orquesta, no emite ni una sola nota; el poder del director proviene de su habilidad para dar poder a otras personas… lo que conocemos en otros menesteres por empoderar, es lo que habitualmente logra el maestro con sus pupilos”.

 

Divo de Romero, indicó a los presentes que a los 58 años de la reapertura de la UC, de nuevo se cierne sobre la Universidad una latente amenaza y el permanente asedio, sin embargo, el compromiso y la voluntad, conjuntamente con el apoyo solidario de toda la colectividad carabobeña, con el tesón, la fuerza y la integridad de sus valores y sus ideas, resistirán cuanto sea menester para garantizar, tanto su autonomía, como el noble recorrido por caminos de paz, enseñanza, pluralismo y porvenir.

 

La semblanza del recipiendario estuvo a cargo de la profesora María Blanca Rodríguez, y las profesoras Emir Jiménez y Beatriz Bolívar, acompañaron al maestro en su entrada al auditorio. Largos aplausos en señal de reconocimiento a una excelente trayectoria artística, basada en la defensa y promoción del arte en Carabobo, a través de la dirección orquestal.

 

Jóvenes que estudian música son más cultos, centrados y mejores ciudadanos

Calabrese Di Stéfano se dirigió a los presentes y ratificó que la mayor satisfacción que ha podido tener a lo largo de su carrera, es formar a jóvenes en el Conservatorio, que quizás, no continuaron con su carrera de músicos, pero está seguro que serán personas más cultas, más centradas y mejores ciudadanos.

 

El maestro recordó, que durante años ha visto más brillo en los ojos de las personas al terminar cada concierto. “Esto me da más fuerzas para emprender una nueva semana de trabajo. Cada vez vemos a más jóvenes en los conciertos. Por eso hoy les pido que cuidemos a nuestros hijos. Educación y cultura, es igual a amor. El amor es la energía más poderosa que existe en el Universo, y así tendremos un mejor país para que las generaciones de relevo sean mejores que nosotros, y podamos tener un país rico en esto”.


El Doctor Honoris Causa de la UC recordó cómo la Plaza Bolívar era lo más importante que tenia la ciudad valenciana, por lo que las familias, todos los domingos se engalanaban para asistir a los conciertos que ahí se daban. “De ahí partió todo. Mucha agua ha pasado debajo del puente. Este reconocimiento quiero compartirlo con mucha gente que ha estado con nosotros. Sin ellos esto hubiese sido imposible”.

 

Sin duda la dirección orquestal, la ejecución instrumental y la pedagogía musical seguirán inspirando y formando a numerosas generaciones de músicos en la región, quienes han visto en la formación, talento y dedicación de José Giuseppe Calabrese un ejemplo a seguir.

Fecha: 14/ABR/2016


EDICIÓN IMPRESA