Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Por los presuntos delitos de peculado doloso y agavillamiento

Presidente de FCU y director de Comedor fueron privados de libertad por Tribunal de Control

El Consejo Universitario se pronunció al momento de la detención del presidente de la FCU y el director de Comedores este martes. Este cuerpo colegiado consideró este hecho como parte de un intento de secuestro de la democracia y la autonomía universitaria  

Carlos Eduardo Figueroa

Tiempo Universitario
Uzcátegui y Bravo fueron detenidos en horas de la mañana de este martes en sus respectivas residencias  
Fotógrafo: Tiempo Universitario
 

El presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo, Iván Uzcátegui y el director de Comedores de la institución, Ramón Bravo, fueron privados de libertad tras la audiencia de presentación realizada este miércoles ante un tribunal de control de la entidad. 
 
La juez decretó medida privativa de libertad para los ucistas que fueron presentados hoy miércoles por el fiscal número 13 del Ministerio Público, Aníbal Colmenares, en calidad de imputados por los presuntos delitos de peculado doloso y agavillamiento, ante el Tribunal de Control número 11 del estado Carabobo, a cargo de la jueza María Eugenia Villanueva.
 
Uzcátegui y Bravo fueron detenidos en horas de la mañana de este martes, por comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en sus respectivos hogares desde donde los trasladaron a la Subdelegación Las Acacias.
 
Por medio de un comunicado emitido en horas de la noche del martes, el Consejo Universitario de la UC se pronunció y calificó este hecho como un intento de secuestro de la democracia y autonomía universitaria; considerando que este episodio forma parte de “una campaña orquestada que se viene ejecutando en los últimos días, para amilanar, desacreditar y por sobretodo, pretender ante la opinión pública colocar en tela de juicio la credibilidad, no solo de estos miembros de la comunidad, sino de todo aquel demócrata que hable de pluralidad, de pensamiento libre y de conciencia”.
 
“Estamos presenciando la bajeza de detener sin pruebas, sin flagrancia, haciendo caso omiso de las garantías del debido proceso, manipulando a los organismos del sistema judicial, a los funcionarios de carrera que observan calladamente un secuestro político en sede policial, que no haya como ajustar la tipicidad penal a las conductas, porque simplemente no existe acción personal que incrimine”, resaltó el comunicado.
 
 
 
 

Fecha: 07/NOV/2018