Tiempo Universitario

| NOTICIAS

16 de octubre: Día Mundial de la Alimentación

Urge producir más alimentos para atender el hambre a nivel global

La alimentación es un derecho humano básico, del cual muchas personas no se benefician, principalmente a causa de la escasez y el alto costos de los productos

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
La alimentación es un derecho humano básico, al cual muchas personas no tienen acceso, ya sea por escasez o alto costo.
Fotógrafo: Gema Durán Raga.
 


El alto costo y la escasez de alimentos a nivel mundial amenaza la supervivencia de una gran cantidad de personas que no logran tener acceso a la diversidad de productos necesarios para una nutrición saludable.


La alimentación está considerada como un derecho humano básico, pero muchas personas no tienen acceso a los productos necesarios para el sostenimiento de la vida. Hay urgencia por producir más alimentos para abastecer a la población mundial y que dichos productos sean de calidad para aprovechar los nutrientes.

 

El 16 de octubre fue establecido el Día Mundial de la Alimentación. Esta iniciativa, que instituyó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), uno de los mayores organismos especializados de Organización de Naciones Unidas (ONU) que tiene como principal objetivo contribuir a elevar la seguridad alimentaria.

 

El Día Mundial de la Alimentación se adoptó en conmemoración de la fecha en que se fundó este organismo especializado. La jornada se resalta con la realización de actividades y eventos en más de 150 países y es una oportunidad para demostrar el compromiso de la FAO con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), que consiste en alcanzar la meta del Hambre Cero en 2030.

 

Si bien la celebración es mundial, en Venezuela se tiene una fecha distinta para celebrar el Día de la Alimentación, el cual fue establecido para el 18 de noviembre de 1949 por decreto presidencial de Rómulo Gallegos, quien ordenó la creación del Instituto Nacional de Nutrición (INN) para afrontar la desnutrición que afectaba a gran parte de la población venezolana.

 

La celebración mundial, que debería ser conmemoración, por cuanto no se puede celebrar el hambre que afecta a los pueblos indistintamente del país en que se encuentran, abarca actividades dirigidas a combatir el hambre.

 

De acuerdo con la información que publica la FAO en su sitio en internet, muchas personas con hambre cayeron en “la trampa de la pobreza”, según la cual “la gente que vive en situación de pobreza generalmente no puede costearse comida nutritiva para ellos ni sus familias”. Como consecuencia de este ciclo, “la situación los vuelve más débiles”.

 

Por recomendación de la FAO, hay que invertir en sistemas alimentarios sostenibles y desarrollo rural, así como en elevar la capacidad de recuperación de medios de vida en el campo. Esta salida permitiría afrontar uno de los desafíos globales, que es alimentar a la creciente población mundial, buena parte de la cual en procesos migratorios forzados.

 

Fecha: 16/OCT/2018