Tiempo Universitario

| NOTICIAS

De acuerdo con el economista Carlos Ñañez

Cambio del cono monetario en Venezuela es inviable en este momento

El cambio anunciado por el jefe de estado venezolano, implicaría la circulación de nuevos billetes, el paso de Bolívar a Bolívar Soberano con la reducción de cinco ceros de la moneda soberana

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
El economista y docente universitario afirmó que se prevé que a finales de este año, la inflación podría llegar a más de un millón 200 por ciento
Fotógrafo: Archivo
 

El economista y docente universitario de la Universidad de Carabobo, Carlos Ñañez considera que es inviable que se aplique el cambio del cono monetario el próximo 20 de agosto, fecha anunciada por el presidente Nicolás Maduro, pues a su juicio, ello implica sacar de circulación 15 mil 500 millones de piezas monetarias, sin dejar a un lado el hecho de que el billete de 100 bolívares nunca se pudo desmonetizar.

 

A juicio del experto en materia económica, en la actualidad no tenemos en Venezuela los recursos económicos suficientes que se tuvieron en el año 2007, cuando el entonces presidente Hugo Chávez hizo la reconversión, momento en el cual el barril de petróleo superaba los 100 dólares.

 

El cambio anunciado por el presidente Maduro implicaría la circulación de nuevos billetes, el paso de Bolívar a Bolívar Soberano con la reducción de cinco ceros de la moneda. Con la deflactación del nuevo cono monetario, 50 mil bolívares son equivalentes a 0,50 bolívares soberanos; 100 mil bolívares, 1 bolívar; un millón de bolívares, 10 bolívares; 10 millones de bolívares, 100 bolívares y 20 millones de bolívares, 200 bolívares.

 

Ñañez explicó que en este caso la posibilidad de reconversión, “no es otra cosa que deflactar la moneda. Al eliminar tres ceros a la moneda, se estaba multiplicando 1 sobre mil, allí los millones los convirtieron en miles. Con esta nueva medida se eliminan cinco ceros, se multiplica 1 sobre 100mil”.

 

El economista aseveró que esta medida no tiene ningún impacto en la disminución de la hiperinflación, pues la capacidad de los ciudadanos de pagar bienes y servicios, sigue estando afectada.

 

Moneda sin confianza

“El Bolívar no tiene confianza en los términos de intercambio, y menos estando anclado a un criptoactivo que está respaldado en reservas petroleras que no son convertidas o líquidas. En el Banco Central de Venezuela hay 500 millones de dólares líquidos. Es absurdo colocar los barriles de la faja petrolera como activo, porque este no es susceptible de contabilizar”, detalló.

 

El docente de la escuela de Economía de la Universidad de Carabobo, considera que si no se toman medidas reales, desvinculadas de lo ideológico, se va a empeorar la situación, porque actualmente la crisis es inmanejable.

 

Tomado en cuenta que la inflación de junio fue de 128,4%, frente a ese escenario se prevé que a finales de este año la inflación podría llegar a más de un millón 200 por ciento, lo que ubica la hiperinflación venezolana como el quinto caso más grave en toda la historia de la humanidad, equiparable a las de Hungría, Grecia y Zimbabwe.

 

“La hiperinflación se ha convertido en un mecanismo de control de lo social, porque se mantiene a los venezolanos constantemente en busca de la satisfacción de lo inmediato, de las necesidades básicas, de lo estrictamente elemental”, explicó.  

 

Medidas

El cambio de moneda es una de las medidas para atacar la hiperinflación, pero no es condición necesaria y suficiente, porque no hay confianza en este instrumento. Hay que poner en práctica un conjunto de medidas ortodoxas desde el punto monetario y fiscal. En el ámbito monetario, se debe prohibir emisión de dinero sin respaldo, hay que poner disciplina en el desorden financiero y en el gasto, se debe ser independiente para poder estabilizar.

 

 

Fecha: 31/JUL/2018