Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Facultad de Ingeniería UC

Estudiante de postgrado diseñó camilla de tracción para tratar fracturas en columna cervical

Su fabricación nacional en forma masiva permitiría contar con este equipo en hospitales públicos y privados sin tener que importarlo, de acuerdo con lo señalado por su creador, Guillermo Hernández

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
La camilla de tracción diseñada por el ingeniero Guillermo Hernández tiene, entre otras ventajas, que permite fijar al paciente en la posición deseada al momento de girar.
Fotógrafo: Cortesía Guillermo Hernández
 

El joven ingeniero Guillermo Hernández, quien está finalizando la Maestría de Ingeniería Mecánica en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Carabobo, diseñó y construyó una camilla de tracción para ser utilizada en centros de salud en el tratamiento de fracturas a nivel de la columna cervical.

 

Hernández egresó como ingeniero mecánico de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) y hace cuatro años inició estudios de cuarto nivel en la UC. Su proyecto de tesis de grado de la maestría se titula “Diseño de una camilla de tracción para tratamiento de fracturas en columna cervical”, y contó con la tutoría de Brizeida Gámez, profesora titular de la Facultad de Ingeniería de esta casa de estudios.


Su trabajo lo inició en 2014 a las par con la maestría, ya que tenía claro desde el comienzo lo que quería crear. Además de la tutora académica, Hernández también agradece a Jesús Pérez y Luis López, médicos traumatólogos del Hospital Universitario Ángel Larralde (Hual), por la colaboración que le brindaron en la fabricación del aparato.


El diseño a escala real, consistió en mejorar una camilla de este tipo con la que ya cuenta el HUAL y que Hernández ofreció donarlo para el área de traumatología de este centro de salud situado en Bárbula, municipio Naguanagua del estado Carabobo.


Explicó que antes de fabricarlo, el prototipo fue evaluado mediante análisis de esfuerzo y de formación en Solid Work, con el fin de comprobar teóricamente si el equipo era capaz de operar de manera confiable.


Su proyecto parte de mejorar el equipo destinado para tal fin que se encuentra en ese centro de salud, pero que presenta dificultad para girar al paciente cuando este requiere aseo personal o alimentación. También observó que la camilla que utilizan en el hospital no cuenta con control al momento de adaptar el ángulo de inclinación de la camilla, tampoco posee sistema de freno estático y le caracteriza un bajo nivel de confort del material de la camilla que está en contacto con el paciente.

 

Fabricarlo en Venezuela

 

Como principales justificaciones de su propuesta, mencionó que es un incentivo para que profesionales que egresan de la UC diseñen estos equipos, se reducen los costos en 60 por ciento con respecto a los equipos importados y se incentiva a la inversión social.


En cuanto a costos, dijo que una camilla importada está por el orden de los 600 dólares, mientras que su producción nacional tal como él lo propone, tendría un valor de 200 dólares.


Considera que el prototipo que él diseño, podría fabricarse a gran escala con empresas nacionales interesadas en un producto que atiende una demanda real de la sociedad, tomando en cuenta que a los hospitales son ingresados muchos pacientes con lesiones a nivel de la cervical, ya sea por accidentes de tránsito, actividades deportivas extremas y hechos violentos.

 

Descripción de la camilla de tracción

 

Hernández asumió todos los costos de fabricación de la camilla de tracción, la cual se basa en dimensiones antropométricas. Está hecha de acero a 36 y mide 1.90 metros por 0.70 metros de ancho y 0.70 de alto. Puede ser empleada en pacientes de hasta 1.90 metros de alto y 120 kilogramos de peso.


La camilla tiene freno en las cuatro ruedas y cinco cinturones de seguridad para sujetar bien al paciente al momento del tratamiento. De igual modo, posee un mecanismo de seguridad que permite fijar al paciente en la posición deseada al momento de girar.


El diseñador de la propuesta invita a seguir creyendo en la universidad para la formación profesional, aun cuando las condiciones generales del país no son fáciles ya sea para seguir una carrera de pregrado o para hacer postgrado.

 

Fecha: 30/JUL/2018