Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Se presentaron 284 ponencias y participaron 120 docentes

Finalizó el II Congreso Internacional de Investigación e Innovación Faces UC 2018

Docentes ecuatorianos compartieron la experiencia del proceso de dolarización vivido por su país hace 18 años

Carmen Luisa Flórez

Tiempo Universitario
Una vez finalizado este congreso, se da paso a los preparativos para la tercera edición que se realizará en Faces UC en el año 2020.
Fotógrafo: Cortesía
 

Con un importante aporte desde la academia para la integración de redes por el Desarrollo Sostenible en el marco de la Agenda 2030 de la ONU, culminó el II Congreso Internacional de Investigación e Innovación Faces UC 2018.

 

El decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo (Faces - UC), Benito Hamidian, señaló que fueron tres días de jornadas intensas y exitosas donde se expusieron avances en materia de investigación para el desarrollo sostenible, en relación al abordaje de los 17 principales problemas del contexto mundial.

 

En este sentido, articularon avances científicos las siete facultades de la Universidad de Carabobo, la Universidad Técnica de Ambato y la Universidad Técnica de Cotopaxi (Ecuador), la Universidad Autónoma de México y la Universidad de Ciudad Juárez, así como ocho universidades nacionales públicas y privadas venezolanas.

 

Informó el decano que durante el congreso se presentaron 284 ponencias, de manera simultánea en el campus Bárbula y en el núcleo La Morita; participaron 120 docentes y se bautizaron 13 libros electrónicos con más de 4 mil 500 páginas. Una vez finalizado este congreso, se da paso a los preparativos para la tercera edición que se realizará en Faces UC en el año 2020.

 

Dolarización permitió estabilización económica de Ecuador

 

La conferencia de cierre estuvo a cargo del Benito Hamidian, con la participaron dos decanos de la Universidad de Ambato, quienes realizaron sus ponencias de acuerdo a la perspectiva de Ecuador.

 

Diego Proaño, decano de la Facultad de Contabilidad y Auditoría de la Universidad Técnica de Ambato, y quien estudia el doctorado en Ciencias Económicas en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, habló acerca de la experiencia ecuatoriana de la dolarización, con la que ya llevan 18 años de tránsito.

 

“Ante el grave problema de devaluación que sufría Ecuador, la única opción que quedaba era la dolarización; definitivamente quitar el poder al Banco Central de emitir dinero y eliminar la moneda nacional; y la moneda fuerte internacional era obviamente el dólar americano, lo cual vino a estabilizar la economía del país, esto lo reconocemos todos los ecuatorianos 18 años después”.

 

Agregó que desde que entró Rafael Correa en el poder, en el año 2006, "siempre dijo que estaba opuesto al esquema de dolarización. Sin embargo, a pesar de su posición teórica, él sabía que en la práctica es casi imposible un camino de retorno. Retornar a una moneda propia, volver a los esquemas antiguos de emisión monetaria, a que el Banco Central prenda la fábrica de billetes y que empiece otra vez las devaluaciones, retrocederíamos 20 años atrás. De tal manera que, a pesar de su posición antimperialista aceptó la dolarización. Al fin y al cabo nos pagan el petróleo con dólares, entonces se sostiene la economía con dólares”.

 

Por su parte, Patricio Carvajal, decano de la Facultad de Ciencias Administrativas y docente de la Universidad Técnica de Ambato, se refirió a los resultados del II Congreso convocado por Faces como muy importantes, porque están recopilando distintas versiones y visiones, lo cual será un insumo importante para tomar decisiones, no solamente a futuro sino en el presente, "esto alimenta la visión que tienen las personas de un cambio, de alternar posibilidades de nuevas políticas de desarrollo y de crecimiento para Venezuela”.

 

Refirió el experto ecuatoriano que el proceso de dolarización vivido en su país, los obligó a racionalizar el gasto público, optimizar los recursos a nivel de empresa privada y en todos los sectores que forman la economía de esa nación.

 

Comentó que, "el hecho de estar apegados a una moneda que representa la nacionalidad de un país, no puede mejorar ni en el futuro ni en el presente la economía de las familias. No importa el sistema monetario que uno pudiera adquirir, siempre y cuando eso permita una mejor calidad de vida a su familia, estabilidad y seguridad económica, y todo está racionalizado a través de políticas de estado en comunidad con la empresa pública, la empresa privada y todos los factores que hacen un país”.

Fecha: 06/JUL/2018