Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Rectora Jessy Divo de Romero

Doctorado Honoris Causa al ex rector Aníbal Rueda es resaltar un ícono de dignidad

"Hoy honramos al jurisconsulto, hombre de leyes y de aula, apegado a la ética en la interpretación jurídica", manifestó la autoridad universitaria

Maigualida del Valle Villegas

Tiempo Universitario
"Cuando se otorga un Doctorado Honoris Causa, es un acto moral", aseguró Rueda en su discurso.
Fotógrafo: Carlos Andrés Pérez
 

Los espacios del Paraninfo de la Universidad de Carabobo estuvieron colmados por las autoridades ucistas, miembros del claustro universitario y diferentes representantes de la sociedad valenciana, que se dieron cita para acompañar al ex rector Aníbal Rueda en el conferimiento del Doctorado Honoris Causa en Derecho, máxima distinción otorgada por el alma mater carabobeña.

 

Durante el acto protocolar, la rectora Jessy Divo de Romero aseguró que en la Universidad de Carabobo debe prevalecer el sentido de pertenencia, "por ello reconocer a un ciudadano ejemplar como Aníbal Rueda es resaltar a un ícono de dignidad que se niega a sucumbir".


La humildad de Aníbal Rueda, y su intachable trayectoria sirven para honrar el compromiso de la Universidad con el país, dijo la máxima autoridad ucista.


"Hoy honramos al jurisconsulto, hombre de leyes y de aula, apegado a la ética en la interpretación jurídica. Al inaugurar esta cita académica la hago con la satisfacción de brindar los laureles a un carabobeño patrimonio de los ucistas", destacó.


Román Duque Corredor, fue el encargado de la semblanza del doctor Aníbal Rueda, de quien dijo ha dado toda su sapienza a sus alumnos.


Rueda es un jurista integral y ciudadano ejemplar, se educó en el Liceo Pedro Gual en 1952. En 1958 obtuvo el título de abogado en Universidad Central de Venezuela. Durante 1962 se incorporó a la Universidad de Carabobo como docente de Derecho Administrativo, casa de estudios que años más tarde estuviera bajo su rectoría.


Pérez Rueda tiene especialización en Derecho Administrativo Internacional y Derecho Aeronáutico. En 1999 fue designado magistrado emérito del Tribunal Supremo de Justicia.

 

Espacio donde se ilustran sus hijos

 

El ahora Doctor Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Carabobo, Aníbal Rueda, inició su discurso señalando que el Paraninfo de la UC para él ha sido testigo de triunfos del grato ejercicio profesional, pero jamás me imaginó estar en el emblemático lugar recibiendo el título que hoy ostenta.


"La Universidad de Carabobo es el espacio donde se ilustran sus hijos. Cuando se otorga un Doctorado Honoris Causa, es un acto moral. Yo siento la honrosa distinción y le pido a Dios cumplir con el compromiso de cara a las nuevas generaciones. Tomé de las manos la enseñanza, hoy recibo el título con el cual soñé una vez y que aún no determino si lo merezco o no", dijo emocionado.


“Mi hoja de servicio se la he dedicado al servicio del país y de la institución universitaria. Es muy difícil compendiar 60 años de vida académica y profesional, porque para mí no ha culminado y no culminará jamás la profesión docente".


El jurista con una carrera intachable, refirió que ser juez es estar vinculado a los preceptos sociales, del lado de la imparcialidad.


Expresó que en la actualidad en el país se hacen visibles las miserias humanas. En los años que impartió docencia avizoraba rostros esperanzadores. "Agradezco a las nuevas generaciones quienes han seguido nuestra trayectoria, con su juventud y fervor. Son necesarios para edificar una nación sólida".


Como gobernador de Aragua me puse al servicio de los aragueños. Construimos obras de infraestructura modernas para la época, que daban respuesta a las necesidades de los habitantes, recordó.


Durante sus 20 años de carrera en el poder judicial, el jurisconsulto procuró siempre que los fallos fueran instrumentos jurisprudenciales para ejercer la justicia.

 

Acción de gracias

 

Previo al acto académico, el padre Pedro De Freitas ofició una misa en la Iglesia San Francisco, donde se ofreció acción de gracias a nuestro Señor por el doctorado de este destacado jurista y docente carabobeño.


Amenizaron la ceremonia religiosa el Orfeón Universitario de la UC y el Ensamble de Música Académica Contemporánea de la Universidad de Carabobo, agrupaciones dirigidas por Ana Oviedo Arpaia y Rubén Pérez respectivamente.

 

Fecha: 21/JUN/2018