Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Protestaron por la inseguridad y precarias condiciones de la casa de estudio

Universitarios protestaron en el Arco de Bárbula en defensa de la UC

"Aquí no valen amenazas ni persecuciones cuando se persiguen derechos legítimos de trabajadores, estudiantes y docentes", manifestó la rectora Jessy Divo de Romero

Maigualida Del Valle Villegas/Beatriz Oliva

Tiempo Universitario
Divo de Romero, dijo que a pesar de las diferencias, solo unidos se pueden alcanzar los objetivos comunes.
Fotógrafo: Carlos Andrés Pérez
 

Con la consigna “La UC no se rinde”, miembros de la comunidad estudiantil, trabajadores, docentes y autoridades de la Universidad de Carabobo, se congregaron en el Arco de Bárbula para exigir a los entes gubernamentales se garantice la seguridad en el recinto universitario, se cumpla con las reivindicaciones salariales, se mejoren las providencias estudiantiles, se dote de equipamientos para la docencia, investigación y extensión. 

 

El acto estuvo encabezado por la rectora de la máxima casa de estudios de la región, Jessy Divo de Romero; quien estuvo acompañada del vicerrector académico, Ulises Rojas; el vicerrector administrativo, José Ángel Ferreira; el secretario, Pablo Aure; los decanos de las facultades de Ciencias de la Educación, Brígida Ginoid Sánchez de Franco; Ciencia y Tecnología, José Marcano; Ciencias Económicas y Sociales, Benito Hamidian y Ciencias Jurídicas y Políticas, David Rutman.


En el evento, también se dieron cita los representantes gremiales, como fue el caso del presidente de la Asociación de Empleados (AEUC), Pedro Ulacio; secretario general del Sindicato Único de los Trabajadores (Sutrauc) y el presidente de la Asociación de Profesores (APUC), Euclides Querales; además del presidente de la Federación de Centros Universitarios, Iván Uzcátegui y representantes de lo demás miembros del movimiento estudiantil.


En su intervención, la Divo de Romero se dirigió a quienes hacen vida en la casa de estudios, a quienes pidió no rendirse, en invitó a mantenerse unidos por la universidad.


"Aquí no valen amenazas ni persecuciones cuando se persiguen derechos legítimos de trabajadores, estudiantes y docentes. Reclamamos unidos lo que nos corresponde. Todos unidos en la pluralidad tenemos como tarea rescatar la universidad", manifestó.


La máxima autoridad, también destacó que en la universidad venezolana se ingresa por méritos académicos y no por colores políticos; a la vez que resaltó que los salarios y providencias estudiantiles, son obligación del Estado.


Argumentó que a pesar de las diferencias, solo unidos se podrán lograr los objetivos comunes, al momento en que aseguró que no abandonarán a la UC, ni cederán sus espacios. "Si cada uno de nosotros se involucra en la crisis y trabajamos juntos podemos defender nuestros espacios”.

 

En cuanto al problema de seguridad que se vive en la actualidad en la máxima casa de estudios de la región, dijo que se encuentran revisando el convenio existente entre la UC y el Ministerio del Poder Popular del Interior, Justicia y Paz; al igual que han sostenido reuniones con los diferentes cuerpos de seguridad del Estado.


Finalmente la rectora hizo un llamado a trabajar todos juntos. "Si no nos involucramos todos, no podemos salir adelante. Es momento de apartar lo individual para luchar por lo colectivo".

 

Estudiantes también alzaron su voz

 

Becas, transporte, comedor, servicios médicos, seguridad, insumos y un presupuesto justo fueron las exigencias planteadas por el presidente de la FCU, Iván Uzcátegui.


"Los estudiantes nos mantenemos en una lucha pacífica, pero contundente por el rescate del alma mater carabobeña. No vamos que se pierda en nuestras manos y que cierre sus puerta", manifestó.


Por su parte, el estudiante Marlon Díaz, resaltó que no puede ser que un estudiante tenga miedo de asistir a la UC, se acueste sin nada en el estómago, que no tengan donde graduarse, que sea el sector más golpeado por este régimen.


"La comunidad universitaria está sufriendo los embates de un régimen que no quiere una sociedad formada, sino que vivamos en la ignorancia. No nos van a callar, vamos a seguir en la calle”, aseguró.

 

Gremios mantienen exigencias

 

"Hemos ido muchas veces al ministerio a exigir lo que nos corresponde y el Gobierno solo se burla de nosotros. Innumerables reclamos en cuanto a los beneficios de los trabajadores, seguridad y salarios dignos, reposan en el ministerio", manifestó el presidente de la AEUC, Pedro Ulacio; al momento en que afirmó que se mantendrán en pie de lucha por las justas reivindicaciones y por una universidad abierta.


A juicio de Joe Gil, secretario general de Sutrauc, el Estado pretende acabar con la universidad venezolana y con la UC. "No contamos ni con 10% del transporte operativo, y los que funcionan está en precarias condiciones”, destacó al mencionar algunas de las exigencias de los ucistas.


"La responsabilidad de atender a la UC es del Estado porque la universidad pertenece al Estado, pero se hace indiferente ante nuestros problemas", continúo el dirigente.


Por otro lado, el presidente de la Apuc, Euclides Querales, se afincó en los problemas presupuestarios, el incumplimiento del Ejecutivo por solucionar el ajuste de las tablas salariales y el desmantelamiento que sufre hoy en día la casa de estudios, por parte de bandas organizadas que mantienen azotada a la universidad.


"El Gobierno se está jugando sus últimas cartas para cerrar la universidad", dijo al enfatizar que no lo van a permitir, pese a los salarios "miserables" que reciben.

Fecha: 13/JUN/2018