Tiempo Universitario

| DEPORTES

En la décima edición del Mundial

Alemania logró su segundo título ante Holanda

Los teutones derrotaron en la final a la ¿Naranja Mecánica¿ 2 a 1 para titularse campeones, mientras que Polonia venció a Brasil y ocupó la tercera casilla

Raúl Medina Sella

Tiempo Universitario
Frank Beckenbauer levanta la Copa Mundial de Fútbol ganada por la selección de Alemania Federal en 1974.
Fotógrafo: Tomada de fifa.com
 

La décima edición del Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, que se realizó entre el 13 de junio y el 7 de julio de 1974, ganada por Alemania Federal, tuvo como novedad la aparición del trofeo del Mundial, en vista que la Copa Jules Rimet, tal como estaba establecido en los reglamentos del organismo, se la había quedado Brasil en 1970al conquistar tres veces el título.

 

Para la elaboración del citado trofeo se habían presentado 54 proyectos y se eligió el diseño del italiano Silvio Gazzaniga, de oro macizo, cinco kilos de peso y base de malaquita, con la adición de que al ganador sólo se le entregaría una réplica y no como en la anterior versión.


Una de las grandes sorpresas de este mundial fue la participación de las dos selecciones alemanas: la de Alemania Federal y la de Alemania Democrática, que surgieron en 1948, a raíz de la culminación de la Segunda Guerra Mundial.


Otra de las novedades de esta edición del Campeonato Mundial de Fútbol, fue que el torneo dio a conocer al mundo a la selección de Holanda, llamada desde entonces como la "Naranja Mecánica", cuyo juego destacaba por su "fútbol total", una táctica innovadora en la que todos defendían y atacaban.


La estrella del equipo y uno de los mejores jugadores del campeonato fue Johan Cruyff, que jugaba en el Fútbol Club Barcelona, equipo al que también entrenaría años más tarde.


En la ronda de clasificación para la Copa Mundial de Fútbol 1974 se inscribieron 99 equipos para llevar 14 a la ronda de octavos de final, en virtud de que Alemania Federal (anfitrión) y Brasil (actual campeón) se clasificaron automáticamente, para sumar 16.


En el grupo 1 quedaron incluidos: Alemania Federal y Alemania Democrática, Chile y Australia, clasificándose los dos primeros, mientras que los otros dos quedaron eliminados.


En el grupo 2 quedaron: Yugoeslavia, Brasil, Escocia y Zaire, clasificando los dos primeros, aunque los tres primeros quedaron igualados con cuatro puntos, pero los escoceses quedaron fuera por gol average, junto a Zaire.


En el grupo 3 jugaron: Holanda (Países Bajos), Suecia, Bulgaria y Uruguay, en el cual los dos primeros lograron su pase a la a segunda ronda, mientras que los siguientes se quedaron en el camino.


Y, finalmente, en el grupo 4 participaron: Polonia, Argentina, Italia y el debutante Haití. Los dos primeros pasaron a ronda de cuartos de final mientras que los otros dos quedaron eliminados.


En la siguiente ronda, en el grupo “A” Holanda goleó a Argentina 4 a 0; Brasil se impuso a Alemania Democrática 1 a 0, Alemania Democrática cayó ante Holanda 0-2, Argentina se impuso a Brasil 2 a 1 Argentina y Alemania Democrática.


En el grupo “B” Yugoeslavia cayó 2 a 0 ante Alemania federal, Polonia se impuso a Suecia 1 a 0 y luego derrotó a Yugoeslavia 2 a 1, Alemania Federal derrotó 4 a 2 a Suecia y luego a Polonia 1 a 0 y Suecia se impuso a Yugoeslavia1 a 0.


Con estos resultados la gran final le correspondería disputársela las selecciones de Alemania Federal, ganador de este grupo y Holanda, quien conquistó el primer lugar en el grupo ”A”.


El 6 de julio de 1974, en el estadio Olímpico de Múnich se enfrentaron Polonia y Brasil por el tercero y cuarto puestos, correspondiendo el triunfo a los polacos 1 a 0.

 

Alemania obtiene el bicampeonato

 

Los polacos, que tenían un excelente equipo, no pudieron impedir el avance alemán hasta la final contra los holandeses, que arrancó con intensidad: Cruyff fue derribado en el área de castigo alemana tras una jugada individual. En el minuto uno de partido, los holandeses se adelantaron en el marcador, al transformar el penalti correspondiente por mediación de Neeskens, sin que los alemanes hubieran podido tocar el balón.


El orgullo alemán estaba herido. Maier, Beckenbauer, Vogts (que, a continuación, neutralizaría la magia de Cruyff), Hoeness y Overath pronto recuperarían las riendas del partido y terminarían por imponerse por 2-1 con goles de Breitner (de penalti) y Muller. Era el segundo título Mundial de los alemanes, veinte años después de la primera victoria en Suiza, en 1954.

 

Fecha: 30/MAY/2018