Tiempo Universitario

| NOTICIAS

11 de abril: Día Mundial contra la Enfermedad de Parkinson

Pérdida de neuronas dopaminérgicas asociada con descontrol de la función motora

Fue descrita por el médico James Parkinson en 1817 como parálisis agitante y aún no se conoce la cura

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Una vida sana, con ejercicios, alimentación balanceada y con bajo estrés, podría ayudar en la prevención del Parkinson.
Fotógrafo: Tomada de Iliteamorg
 


Después del Alzheimar, la enfermedad de Parkinson constituye el segundo trastorno neurológico que se presenta con más frecuencia a nivel mundial y afecta a unas cinco millones de personas en el mundo, con una prevalencia levemente mayor en hombres.


La Organización Mundial de la Salud declaró, en 1997, el 11 de abril como Día Mundial contra la enfermedad de Parkinson, con el objetivo de generar conciencia acerca de los síntomas y las necesidades de las personas que padecen esta enfermedad neurológica.


Esta fecha coincide intencionalmente con el aniversario del natalicio del neurólogo británico James Parkinson, quien, en 1817, descubrió lo que en su tiempo llamó parálisis agitante, hoy conocida como enfermedad de Parkinson. Nació el 11 de abril de 1755 y murió el 21 de diciembre de 1824.


Es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que conduce a la persona a la incapacidad progresiva, por la destrucción y el deterioro de las neuronas dopaminérgicas. Se presenta, por lo general, a partir de los 50 años de edad, pero se ha diagnosticado también en personas jóvenes. No se conoce la cura aún.


Las neuronas dopaminérgicas son las células nerviosas del cerebro que producen dopamina, un neurotransmisor que está presente en diversas áreas del cerebro y que cumple una función importante en los movimientos del organismo, en la actitud y en la parte intelectual.


Los síntomas más comunes de la enfermedad son el parpadeo lento, los dolores musculares, la alteración del equilibrio y la marcha, la falta de expresión facial, los temblores en las extremidades, la postura encorvada, la demencia y la pérdida de la memoria.


El temblor en reposo es el síntoma inicial de la enfermedad en un 70 por ciento de los casos. Al inicio de la enfermedad, el temblor es intermitente y no lo notan en la familia y allegados al paciente.


La bradicinesia es el síntoma más incapacitante del Parkinson, puesto que el paciente siente fatiga, debilidad muscular intensa y descoordinación motora.


La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la destrucción de las neuronas dopaminérgicas, que provoca un trastorno de movimientos. Los síntomas se presentan cuando hay una destrucción avanzada de dichas neuronas.


Se mencionan como factores de riesgos, se encuentran la edad (a partir de 60 años, incluso antes), antecedentes familiares, sexo masculino, traumas en el cráneo (frecuente en boxeadores) y el contacto con pesticidas (ciertas sustancias químicas pueden causar daños neurológicos).


El tratamiento se centra en la administración de medicamentos dirigidos a elevar el nivel de dopamina en el cerebro, para compensar su disminución, la cual se relaciona con daño neuronal.




 



Fecha: 11/ABR/2018