Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Aumento salarial refleja política equivocada del Ejecutivo

Normas de homologación deben ser patrón de los sueldos universitarios

El vicerrector administrativo de la UC, José Ángel Ferreira, señala que si las normas de homologación se hubieran mantenido, se habría evitado la diáspora de talento universitario

Carmen Luisa Flórez

Tiempo Universitario
José Ángel Ferreira aseguró que las normas homologación puede solucionar el grave problema que tienen las universidades nacionales.
Fotógrafo: Gema Durán
 

Un llamado al Ejecutivo Nacional a reconsiderar las normas de homologación como patrón de los sueldos universitarios, hizo el vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira. “Que ellas sean la referencia y, como siempre, se plantee una negociación entre la comunidad universitaria y el Ejecutivo nacional para la aplicación de estas normas”.

 

En referencia al aumento de sueldo de 50% a la comunidad universitaria decretado este martes por el Presidente Nicolás Maduro, la autoridad universitaria expresó que el incremento siempre será bien recibido.

 

“Por primera vez en mucho tiempo tenemos un aumento fuera del contexto de los incrementos del salario mínimo, lo cual indica que hay una preocupación por el sector universitario, que se encuentra en una diáspora importante dado los bajos sueldos que tiene esta comunidad en la actualidad y que está produciendo una gran deserción que se traslada a los estudiantes. A ello obedece el aumento de las becas, porque los estudiantes tienen altos costos, casi impagables, para poder cubrir su labor de aprendizaje”.

 

Ferreira indicó que adicionalmente “asistimos a un proceso de baja de matrícula considerable y de deserción de talento en todo el país y en todas las universidades. Es por ello que el Presidente se ve en la obligación de aumentar, tanto los sueldos como las becas y, tal y como lo indica la Biblia, eso se debe agradecer, pero también refleja una política históricamente equivocada del Ejecutivo con las universidades”.

 

No obstante, el vicerrector administrativo señaló que "no podemos estar sujetos al vaivén de los decretos presidenciales. Nosotros pertenecemos a un sistema regido por las normas de homologación que fueron refrendadas por Fapuv (Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela) y el Ejecutivo nacional. Y posteriormente esas normas fueron ratificadas por la extinta Corte Suprema de Justicia".

 

En otras palabras -añadió-, eran unas normas completamente legales que, de haberse mantenido su aplicación, en este momento el nivel de los universitarios sería otro y muy probablemente los indicadores de diáspora serían distintos.

 

Finalmente, señaló que ésta debe ser la orientación de los gremios y de todo el país, el rescate de las normas de homologación, porque es lo único que puede solucionar el grave problema que en este momento tienen las universidades nacionales.

Fecha: 05/ABR/2018