Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Rectora condenó la tragedia carcelaria ocurrida en Carabobo

Violencia en el país trastoca principios básicos de la vida en sociedad

"Si bien hasta este momento no se ha esclarecido debidamente tan lamentable asunto, es nuestro responsable deber, condenar la inocultable situación que denota el total deterioro del sistema judicial venezolano", sentenció

Prensa UC

Tiempo Universitario
Jessy Divo de Romero, rectora de la UC
Fotógrafo: Orlando Nader
 

Ante los hechos acaecidos en la Comandancia de la Policía de Carabobo, la rectora Jessy Divo de Romero condenó y expresó su asombro y profunda tristeza al ver “cómo se presenta en nuestra ciudad de Valencia, una de las mayores tragedias carcelarias de la historia contemporánea de nuestro país, en donde más de 68 personas (66 detenidos y dos damas que se encontraban de visita) perdieron la vida”.

 

La máxima autoridad de la Universidad de Carabobo señaló que la creciente espiral de violencia en nuestro país y la insuficiencia de las instituciones para abordarla, trastoca de raíz uno de los principios básicos de lo que es y significa la vida en sociedad: el proveer a sus miembros de seguridad en todos los órdenes de su existencia. No obstante, el hacinamiento en las cárceles de Venezuela obliga a los cuerpos de seguridad a utilizar centros policiales como lugares de reclusión permanente, a pesar que la ley señala que los detenidos no deberían pasar más de 48 horas en estos locales.

 

“Si bien hasta este momento no se ha esclarecido debidamente tan lamentable asunto, es nuestro responsable deber, condenar la inocultable situación que denota el total deterioro del sistema judicial venezolano”, sentenció. 

 

A su juicio, la brutal actuación de los funcionarios de la Policía del Estado Carabobo involucrados en tan terrible hecho, dista enormemente de los principios universales establecidos en los tratados internacionales de Derechos Humanos, así como lo contemplado en nuestras Leyes.

 

“En tal sentido, en mi condición de Rectora, como profesora de Derecho, como ciudadana, y sobre todo como ser humano, hago un llamado tanto al gobierno regional como al nacional, para que se considere imperativo la obligatoriedad de la observancia del derecho como condición sine qua non por parte de los individuos sometidos bajo su imperio, empezando por los responsables de su correcto cumplimiento. Ello, con el objeto de establecer y desarrollar todas las investigaciones posibles que arrojen la luz de la justicia que merecen las víctimas de tan lamentable acontecimiento”, finalizó.

Fecha: 02/ABR/2018