Tiempo Universitario

| NOTICIAS

2 de abril: Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Romper barreras los ayuda a integrarse a la sociedad

Empoderar a mujeres y niñas con autismo es el lema de la campaña mundial para este 2018, por cuanto ellas sufren doble discriminación: de género y por discapacidad

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
El acceso a la educación es un derecho que no se les puede negar a las personas con autismo.
Fotógrafo: Cortesía
 

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo y entre los síntomas que se presentan están la deficiente comunicación, escasa interacción social y repetición de comportamientos y de actividades.

 

El TEA se presenta desde la infancia como trastorno psicológico y puede estar presente a lo largo de la vida. La persona autista tiene la particularidad de concentrarse en su mundo interior y perder conexión con el entorno, factores que influyen en la calidad de la relación social.


Por esta razón es de mucha importancia derribar barreras para ayudarles a estar integrados a la sociedad, en lugar de permanecer en su mundo interior. Algunas de las barreras a las que se enfrentan son la discriminación en el acceso a la educación y en el mundo laboral.


Con el fin de incrementar el interés de la comunidad en general y de las autoridades hacia estas personas y a trabajar por mejorar el trato que reciben, el 2 de abril fue establecido como Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo por la Asamblea General de las Naciones Unidas.


El objetivo de declarar este día es recalcar la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con autismo para que puedan llevar una vida plena y gratificante como integrantes de la sociedad.

 

Empoderar a mujeres y niñas con autismo

 

Dicha instancia aprobó una resolución en noviembre de 2017 en la que llamaba la atención sobre los desafíos específicos a los que se enfrentan las mujeres y las niñas con discapacidades en el contexto de la implementación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. De allí el lema de la campaña mundial de 2018: Empoderar a mujeres y niñas con autismo.


Dicho empoderamiento busca involucrar tanto a ellas como a sus organizaciones en las políticas y en la tomas de decisiones.


La resolución se basa en el hecho de que las mujeres y las niñas con esta “discapacidad invisible” están sujetas a múltiples formas de discriminación, las cuales impiden que puedan disfrutar de todos los derechos humanos y las libertades que están consagradas.

 

Discriminación de género y por discapacidad

 

En el documento se subraya que las mujeres y las niñas con discapacidad están sujetas a una doble discriminación, de género y por discapacidad. Una de las formas de discriminación que se presenta en las niñas con esta condición es que tienen menos probabilidades de poder completar la escuela primaria y más posibilidades de ser marginadas. El caso más extremo es negarles el acceso a la educación.


Mujeres y niñas son discriminadas en el mundo laboral. Se registran tasas de empleo menores para las mujeres con esta discapacidad en comparación con los hombres con discapacidades. Mujeres y niñas son discriminadas en el mundo laboral.


En la resolución se advierte que las niñas y mujeres de todo el mundo están más expuestas que los hombres a la violencia física, sexual, psicológica y económica; pero se agrava cuando se trata de mujeres y niñas con discapacidad.


Lo mismo ocurre con la violencia de género, la cual se agrava cuando se trata de mujeres y niñas con autismo. La violencia hacia estas personas se manifiesta, con mucha frecuencia, con la estigmatización.

 

Fecha: 02/ABR/2018