Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Llamó a difundir este mensaje

Padre Alfredo Fermín: "Solo con fe, esperanza y amor se puede construir un mejor país"

El rector del Seminario Nuestra Señora del Socorro participó en la conferencia "La Esperanza es un camino para Venezuela", que tuvo lugar este miércoles en los espacios del Centro de Estudios Jurídicos del Colegio de Abogados de Carabobo.

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
El padre Alfredo Fermín destacó que es necesario procurar el bien del prójimo y de nosotros mismos con determinación y amor.
Fotógrafo: Maigualida Del Valle Villegas
 

En muchos de los venezolanos se percibe un clima de desesperanza aprendida que paraliza, inutiliza y muchas veces conlleva a tomar decisiones erradas. Sin embargo, hay quienes mantienen la convicción de que las cosas en nuestro país pueden mejorar, porque lo mejor que tiene Venezuela es, precisamente, su gente.

 

 

Así lo afirmó el padre Alfredo Fermín, rector del Seminario Nuestra Señora del Socorro, durante la conferencia "La Esperanza es un camino para Venezuela", evento organizado por el Vicerrectorado Académico de la Universidad de Carabobo, el cual  tuvo lugar este  miércoles en los espacios del Centro de Estudios Jurídicos del Colegio de Abogados de Carabobo. 

 

 

El rector del también conocido como Seminario de Valencia, aseguró que solo con fe, esperanza y amor se puede construir el país que merecemos los venezolanos de bien. 

 

 

"Venezuela es un país que derrama corazón, la esperanza es fundamental para lograr lo que queremos. Nunca se puede dejar de soñar, no podemos resignarnos ni rendirnos ante situaciones adversas", expresó.


 

El sacerdote manifestó que es vital aprovechar el tiempo, vivir el presente, pero respetando el pasado. De igual modo, argumentó que cuando las personas cambian  la manera de expresarse, por consiguiente, cambian de actitud. 

 

 

"También hay que respetar los pensamientos e ideas diferentes a las nuestras y buscar puntos de encuentro por el bien colectivo. Estos son actos esperanzadores. Nosotros con convicción podemos decir que la esperanza es un don de Dios, es imposible perderla, mientras se respire allí estará presente ella", pronunció.

 

 

El padre Alfredo Fermín también recalcó la necesidad de ejercer nuestras labores con profundo amor, dar importancia a la espiritualidad en nuestras vidas. En ese sentido, reiteró que "la esperanza es un movimiento de la mente y corazón, al ser un don de Dios, ésta debe ser el motor para vivir y respirar". 

 

 

No hay esperanza sin perdón 

 

 

El párroco señaló que es necesario comprender a los demás porque solo así es posible perdonar. Acotó también que en el país debe imponerse la justicia sin venganza.

 

 

"Si se va a recuperar a Venezuela hay que empezar desde la convicción y el amor, esta es una guerra espiritual del bien contra el mal. Cada quien tiene que ocupar el lugar que le corresponde. Aquí no importa la edad, todos tenemos que  difundir el mensaje de esperanza", afincó. 

 

 

 

Proyecto ambicioso presentado con humildad  

 

 

Durante su intervención, Ulises Rojas, vicerrector académico de la Universidad de Carabobo, destacó que este proyecto nace de la buena voluntad y buenos deseos, porque la mayoría de los venezolanos quiere el bien común, para ello se conformará un equipo multidisciplinario para que se difunda el mensaje de la esperanza en la región a los fines de extenderlo al ámbito nacional. 

 

"Debemos ir a cualquier ambiente y hablarle a la gente qué queremos, decirles que la esperanza es posible, es importante el  sustento lógico y de fe. Darle sentido a la acción. Es la que nos sostienen, nos ayuda a caminar en función a lo anhelado". 

 

La autoridad ucista destacó que el futuro dependerá de nuestro comportamiento.  Y subrayó que ante situaciones de incertidumbres, hay que actuar unidos, contribuir de manera colectiva.  “Y ustedes están  llamados a la paz desde la acción consciente y esperanzada”, dijo.

 

"Ocupémonos. (Venezuela) Es nuestra casa, es el momento de apostar, sumarse a su reparación para ello debemos usar las  herramienta espirituales, fuerza e impulso psicológico y madurez emocional para comprender lo que pasa y poder actuar con serenidad”, finalizó.

 
 

Fecha: 28/FEB/2018