Tiempo Universitario

| NOTICIAS

8 de marzo: Día Internacional de la Mujer

La meta es lograr la igualdad de género

Esta fecha, que es conmemoración, pero no de celebración, fue instituida en 1975 producto de años de esfuerzos de diversos movimientos progresistas en diversas partes del mundo

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
El Día Internacional de la Mujer no debe banalizarse como si se trata de un día de celebración.
Fotógrafo: Gema Durán
 

El Día Internacional de la Mujer no es una fecha de celebración, sino de conmemoración por tantas mujeres que lucharon y siguen en la lucha por lograr un derecho fundamental, como es la igualdad de género.

 

Esta fecha fue instituida por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1975, coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, y fue producto de años de esfuerzos de diversos movimientos progresistas de mujeres en diversas partes del mundo, en procura de lograr igualar los derechos de la mujer a los del hombre.


Un primer suceso que llevó a declarar este día, fue la huelga de trabajadoras textiles de la compañía Lower East Side, en Nueva York, en 1857, para protestar por las jornadas de más de 12 horas y por salarios inferiores a los de trabajadores hombres. Hubo una marcha de mujeres que fue reprimida con violencia por la policía.


El suceso determinante, fue la huelga de más de 40 mil costureras industriales de Estados Unidos en 1908. Ellas reclamaban igualdad de derechos, reducción de jornada, derecho a sindicalizarse y fin a la explotación infantil.


En una de las fábricas se declaró la huelga y la reacción de los dueños fue cerrar puertas y ventanas de la edificación, aun cuando se declaró un incendio en las instalaciones. La intransigencia de los patronos provocó la muerte de más de 120 trabajadores.


Este triste episodio se considera emblemático en la lucha de la mujer por alcanzar derechos socioeconómicos en los distintos países, y en especial, ser consideradas como personas con los mismos derechos que los hombres.

 

Desigualdades frente al hombre

 

A lo largo de la historia, la discriminación de la mujer ha sido un problema social, cultural, político y económico. La mujer, por lo general, es jefa de hogar, porque es quien asume la conducción de la vida doméstica y la responsabilidad de proveer los recursos recae en el hombre.


Pero esta realidad va cambiando conforme aumenta la participación de la mujer en la economía. Dicha participación no la exime de cumplir sus responsabilidades en la crianza de los hijos y en la atención de otros familiares, lo que supone una sobrecarga de trabajo. Ha sido una costumbre extendida que el hombre tiene derecho a ¿desestresarse¿ luego de la jornada laboral, mientras que la mujer continua en faenas cuando regresa a casa luego de un día de trabajo.

 

¡No a la banalización de este día!

 

De la actual población mundial, estimada en 7 mil 500 millones de personas, 50.5 por ciento es masculina y 50.4 femenina. La cantidad de población femenina o masculina puede variar según el país, pero en términos porcentuales, se mantiene la proporción 50-50.


Vistas estas cifras, es una injusticia que la mujer sufra discriminaciones por el solo hecho de serlo. El Día Internacional de la Mujer no puede ser de celebración, no se trata del Día de San Valentín o de una fecha festiva para recibir felicitaciones, regalos o recompensas. Hay que evitar la banalización de esta fecha.


Se debe reforzar la lucha por lograr la igualdad de derechos frente al hombre en todo el mundo, y por ayudar a las mujeres de países donde son obligadas al matrimonio forzado o a prostituirse, a la trata, donde la violencia no se considera delito, donde el maltrato y la discriminación son formas de trato cotidianas, o donde el asesinato de mujeres no tiene penalización específica.

Fecha: 08/MAR/2018