Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

3 de marzo: Día Mundial de la Naturaleza

Extinción de flora y fauna silvestres aumenta por la acción humana

Advierten que la mitad de las especies existentes en la Tierra desaparecerá para finales de siglo

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Las abejas, que producen alimento para el ser humano, es una de las especies de fauna silvestre en amenaza de extinción.
Fotógrafo: Gema Durán
 

En Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada el 20 de diciembre de 2013, se acordó proclamar el 3 de marzo, como el Día Mundial de la Naturaleza, iniciativa que surgió con ocasión de aprobarse la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, que se conoce con las siglas Cites.

 

Algunos llaman indistintamente Día Mundial de la Naturaleza o Día Mundial de la Vida Silvestre. En esencia, se trata de cuidar las distintas formas de vida presentes en el medio ambiente que están amenazadas de extinción.


La palabra naturaleza proviene del latín natura. Dicha palabra tiene distintas acepciones, lo cual indica la amplitud de significados. Por lo general, la definición más aceptada es aquella que se refiere a las formas de vida y a los procesos de generación y transformación, (como el clima y la energía), en el planeta Tierra y que no son producto de la creación por parte de los seres humanos.


El Día Mundial de la Naturaleza tiene por objetivos celebrar la variedad de la flora y la fauna, sensibilizar a la comunidad sobre su importancia y crear conciencia en torno a los muchos beneficios que la conservación de estas formas de vida brinda a la humanidad.


Esta fecha tiene como justificación la urgencia de combatir los delitos contra la naturaleza, los cuales provocan consecuencias económicas, ambientales y sociales.

 

Extinción de especies

 

Científicos, investigadores y voceros de organizaciones que valoran la naturaleza, han expresado preocupación por la destrucción de formas de vida en el planeta, pero no han sido tomados en cuenta por los gobiernos de los distintos países y estados firmantes de la convención, mucho menos por aquellos que no lo suscribieron.


En los últimos 50 años, la acción humana ha provocado más destrucción en la naturaleza que la ocurrida a lo largo de la historia, antes de este período de la era moderna. Se dice que el mundo tal como va será insostenible y no está asegurada la vida en el planeta. Uno de los aspectos que ocurren en la naturaleza y que más inquieta a los estudiosos del tema son las extinciones de las especies.


El tema, causa mayor preocupación que el cambio climático, debido a que la extinción de especies es irreversible, mientras que el segundo fenómeno puede detenerse si existe voluntad política.

 

Principal depredador de la naturaleza

 

El principal depredador de la naturaleza es el ser humano, lo cual resulta contradictorio o irónico, por cuanto la destrucción afecta a la propia civilización. La extinción de especies animales y vegetales puede extenderse a la especie humana. No obstante, la población mundial crece como la espuma y la propia Organización de Naciones Unidas (ONU) prevé, con base en sus estadísticas, que el planeta pasará a tener de los actuales 7 mil 400 millones de personas a 11 mil 200 millones para el año 2.100. Ésto significa que la acción humana contra la naturaleza puede elevarse.

 

Si las plantas y los animales proveen la mayor parte de los alimentos que consume el ser humano, de qué vivirán las personas si continúa la extinción de especies y la destrucción de la naturaleza.


Hay quienes advierten que la mitad de las especies existentes en la Tierra desaparecerá para finales de siglo. La vida marina, importante fuente de proteína para la alimentación humana, es la que más sufre por la acción dañina irresponsable de las personas.


Otro de los animales que aportan algún tipo de alimento, contribuyen con el equilibrio medioambiental y que están amenazadas de extinción son las abejas. Muchos felinos y el oso Panda también están en la lista de especies amenazadas de extinción.

Fecha: 03/MAR/2018