Tiempo Universitario

| NOTICIAS

En la mención Ciencias Naturales

Investigadora de Facyt obtuvo Premio Nacional al Mejor Trabajo Científico Tecnológico y de Innovación

Los reconocimientos fueron entregados en el marco de la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología "Jacinto Convit" (Fictec)

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
La profesora Pimali Felibertt, cuenta con 23 años dedicados a la docencia y a la investigación, dentro de la UC.
Fotógrafo: Cortesía Departamento de Biología
 

El talento de los docentes investigadores de la Universidad de Carabobo una vez más se hace visible, en esta oportunidad Pimali Felibertt, adscrita al Departamento de Biología de la Facultad de Ciencia y Tecnología (Facyt), se hizo acreedora junto a su equipo de trabajo del Premio Nacional al Mejor Trabajo Científico Tecnológico y de Innovación. 

 

Los Premios Nacionales de Ciencia, Tecnología e Innovación se constituyen como el máximo galardón para un investigador, innovador, tecnólogo e inventor venezolano, pues a través de estos se valora la trayectoria, el esfuerzo y la contribución que ellos realizan de manera individual o grupal, en la generación y aplicación de conocimientos e innovaciones en Venezuela, así como también el desarrollo de la ciencia y la tecnología con pertinencia social.


El citado galardón, en su mención Ciencias Naturales, recayó en Felibertt, docente investigadora del Laboratorio de Cultivos Celulares del Departamento de Biología, por el trabajo “La Esfingosina inhibe la actividad de la Ca2+- ATPasa del retículo sarco (endo) plasmático (Serca)”.


El mismo, fue desarrollado en conjunto con Gustavo Benaim, investigador del IDEA y profesor de la UCV, quien fungió como líder del grupo; Adriana Pimentel, investigadora de la Facultad de Farmacia; Adriana Mayora, investigadora del Instituto de Biología Experimental de la Facultad de Ciencias; Laura Colman, del Instituto Luis Pasteur de Montevideo; Felipe Sojo, del Instituto de Biología Experimental de la Escuela de Biología, Facultad de Ciencias (todos de la Universidad Central de Venezuela); Héctor Rojas del Centro de Biofísica y Bioquímica del Instituto Venezolano de Investigación Científica y Juan De Sanctis, del Instituto de Inmunología de la UCV.


Los resultados de los investigadores sugieren que el esfingolípido podría controlar la actividad de la cerca, y por ende, tendría un papel fundamental en la regulación de la i en células de mamíferos. Un trabajo multidisciplinario en el cual pusieron mucho empeño los científicos.


Los reconocimientos otorgan valor agregado al impacto social que tienen los trabajos de los ganadores en sus distintas categorías y menciones, y buscan rendir homenaje a la ciencia comprometida con las causas populares. La edición del año 2017 de estos premios, se entregaron en el marco de la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología “Jacinto Convit” (Fictec), celebrada en el Poliedro de Caracas.


Es importante señalar que estos premios se entregan desde el año 2001 y reconocen la profundidad y trascendencia de las obras que presentan sus postulantes, junto con el aporte a la actividad de investigación en el país, su producción científico-tecnológica, su contribución a la formación de personal de alto nivel, el carácter innovador de la aplicación del conocimiento y el desarrollo de tecnologías susceptibles de ser incorporadas al proceso productivo de bienes y servicios, así como también el impacto de su trabajos en el ámbito social.

 

Talento con propósito social

 

Felibertt, cuenta con 23 años dedicados a la docencia y a la investigación, dentro de la Universidad de Carabobo, donde ingresó con el objetivo de formar parte del equipo para diseñar la estructura de la licenciatura en Biología de la Facultad de Ciencia y Tecnología (Facyt), junto con otros colegas en el año 1942.


La profesora, expresó que el trabajo premiado, fue realizado con el aval del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), el Instituto Venezolano de Investigación Científica (IVIC), la Universidad Central de Venezuela (UCV) y UC.


El mismo tuvo como objetivo, evaluar el efecto de uno de los lípidos, que además de formar parte integral de todas las membranas biológicas, es un mensajero intracelular con un papel importante en el proceso de muerte celular, programa conocido como apoptosis.


“Específicamente evaluamos el efecto de este mecanismo, que permite la salida de calcio del interior del retículo endoplasmático. A través de esta salida de calcio, las células incrementan la concentración del catión en el citoplasma y esto a su vez es procesado como una señal que puede desencadenar diversos procesos, como un estrés en el interior del organelo, que desencadena en el proceso de apoptosism, entre otros efectos”, manifestó la investigadora.

 

Un descubrimiento importante

 

Destacó que, el trabajo surge como parte de la línea de investigación en señalización celular medida por calcio. Una vez que obtuvieron los resultados que demostraban que la esfingosina incrementaba los niveles de calcio en distintas células, incluyendo células de cáncer de mama, próstata, colon y piel; se plantearon para evaluar el efecto directo sobre la enzima purificada obtenida de músculo de conejo, obteniendo valores de inhibición importantes.


“Esto nos llenó de gran satisfacción, pues estábamos ante la presencia del descubrimiento de al menos, uno de los mecanismos mediante el cual la esfingosina, deba su acción proapoptótica pero además, siendo este un lípido estructural de membrana, se revelaba un papel de "regulador natural" sobre la Serca”, dijo la docente ucista.


El trabajo implicó al menos, dos años de gran esfuerzo, pues la docente dedicó parte de su tesis doctoral al estudio de estas moléculas. Ello también implicó una labor en conjunto con otros destacados investigadores.

 

Pasión por lo que se hace


La docente, expresó que la UC la ha formado como docente universitaria y le ha permitido crear, fundar e implementar la licenciatura en Biología y el Laboratorio de Cultivos Celulares.


Dijo que para ella, la docencia y la investigación son pasiones, “una experiencia que pocas veces puede darse en la vida de un académico y a mí se me ha permitido lograrlo, por ello siempre le agradeceré a la UC”.


Finalmente Felibertt confesó, que con esta experiencia ha afianzado el valor de la constancia, dedicación, la lucha por los objetivos, “el aprendizaje diario del contacto con tantas personas en el que hacer científico y académico, que es lo que hace a una institución, su gente. En especial en estos tiempos tan difíciles para hacer ciencia en nuestro país”.

 

Fecha: 21/FEB/2018