Tiempo Universitario

| DEPORTES

En México 1968 había sumado ya cuatro preseas

Mark Spitz hizo historia en las olimpiadas de 1972

El nadador estadounidense ganó siete pruebas para conquistar igual número de medallas de oro, pero además con nueva marca mundial en cada una de ellas

Raúl Medina Sella

Tiempo Universitario
Ocupa el cuarto lugar en el medallero histórico de los Juegos Olímpicos. 
Fotógrafo: Tomada de Vogué
 

El nadador estadounidense Mark Spitz causó sensación en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, al conquistar siete medallas de oro, siendo el primero para la época en lograr tal hazaña en la justa deportiva más importante del mundo, dejando además un nuevo registro mundial en cada una de las pruebas.

 

Mark Spitz, “El tiburón”, como fue denominado en su momento. Nació un día como hoy 10 de febrero, pero en el año 1950, en el poblado de Modesto, en los Estados Unidos, por lo que hoy está cumpliendo 68 años.


Spitz participó en los Juegos Olímpicos de 1968 en la Ciudad de México, donde sólo pudo conquistar dos preseas doradas, una de plata y una de bronce pero quedó con una espinita clavada porque en recientes declaraciones, previas a los juegos, había anunciado que podía ganar siete doradas.


Comenzó su extraordinaria actuación en Múnich en los 200 metros mariposa, en los que bajó su propio récord mundial en casi un segundo (2 minutos, 00 segundos y 70 centésimas). Una hora más tarde, lideró al equipo en relevos 4x100 hacia la victoria, con una nueva plusmarca mundial.


Al día siguiente volvió a la piscina para llevarse su tercer oro y batir su tercer récord mundial, esta vez en los 200 metros libres, con marca de 1 minuto, 52 segundos y 78 centésimas. Dos días más tarde, pulverizó otras dos plusmarcas mundiales en los 100 metros mariposa (54 segundos y 27 centésimas) y los 4x200 relevos libres.


Necesitaba un oro más para superar y lo consiguió en los 4x100 estilos relevos, con lo cual superó al esgrimista italiano Nedo Nadi en el número de victorias en una misma edición de los juegos, por lo que casi renunció a seguir participando.


Fue animado por mucha gente de la delegación de los Estados Unidos y así tomó parte en los 100 metros libres y estableció su sexto record mundial e igual número de medallas doradas, con un tiempo de 51 segundos y 22 centésimas.


El equipo de Estados Unidos, en el que Mark nadó la prueba de los 4x400 mariposa, ganó por cuatro segundos de diferencia, con otro récord mundial para Spitz, que obtenía así su séptimo oro.


Algo que realmente causó extrañeza en el mundo deportivo mundial, fue que a pesar del éxito alcanzado y con tan solo 22 años, con una gran carrera por delante, el nadador decidió retirarse para trabajar en bienes raíces.


A las siete preseas doradas de Múnich, hay que sumarle otros dos de oro, una de plata y otro de bronce al palmares de Spitz, obtenidos cuatro años antes, en México 1968, lo que elevan su cifra a 11, ocupando de esta manera, el cuarto puesto en el medallero histórico de los olímpicos; el cual está encabezado por el también nadador estadounidense, Michael Phelps, quien suma 18 medallas de oro, 2 de plata y 1 de bronce.


El histórico nadador es considerado uno de los más grandes atletas olímpicos de todos los tiempos por la hazaña cumplida en el 1972, en cuanto al número de medallas en una misma edición, que sólo vino a ser superada por su compatriota Phelps, en Pekín 2008.


Recibió el premio Sullivan Howard en el año 1971 y el premio nadador del año en 1972. En el 2005 Mark Spitz fue escogido como abanderado de la delegación estadounidense a los XVII Juegos Macabeos.


Actualmente vive en Los Ángeles con su esposa Suzy Weiner y sus dos hijos Mathew y Justin, ninguno de ellos ligados al mundo deportivo.

Fecha: 10/FEB/2018