Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Advierten deterioro nutricional

Unicef reitera su disposición para mitigar el impacto de la crisis económica en niños venezolanos

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia señaló que hay "claros signos" de elevados niveles de desnutrición entre los niños venezolanos

Daniela Chirinos

Tiempo Universitario
Unicef brinda servicios de recuperación nutricional en Venezuela a través de sus aliados.
Fotógrafo: Tomada de Unicef
 


El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció este viernes los "claros signos" de elevados niveles de desnutrición entre los niños venezolanos a causa de la crisis económica que atraviesa el país, basándose en informes realizados por entidades como de la talla de Cáritas Internacionalis.


Así lo señaló el portavoz de Unicef Christophe Boulierac, en una rueda de prensa celebrada en Ginebra, en la que además denunció la falta de datos que muestren de forma fiable la situación nutricional de la infancia en Venezuela, por lo que han tenido que recurrir los suministrados por entes especializados en alianzas humanitarias como la antes mencionada.



El informe de Cáritas reveló que un 15,5% de los niños verificados tenían un peso bastante más bajo del que deberían para su edad. No obstante, Boulierac aclaró que "no es un estudio representativo, pero es una indicación del continuo deterioro de los niveles nutricionales de los niños venezolanos".


Respecto a las cifras registradas en el mencionado informe, el portavoz de Unicef señaló que "son alarmantes", pero –insistió- no son realmente representativos de lo que está sucediendo en todo el país, tal y como lo reseñó la agencia EFE.


    En una nota publicada este viernes en su página web (www.unicef.org), el organismo multinacional indica que las últimas cifras oficiales difundidas por el Instituto Nacional de Nutrición (INN) en 2009 situaron la desnutrición aguda (relación bajo peso / talla) en niños menores de cinco años en 3,2%. Sin embargo, aclaran que estudios no oficiales más recientes señalan tasas significativamente mayores de desnutrición aguda en los niños.



    “El Informe Global de Nutrición 2016 estimó una prevalencia de 4,1% de desnutrición aguda, mientras que el Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2017 sugirió que la subalimentación (una medida del hambre que indica la proporción de población con un consumo de energía inadecuado) en Venezuela aumentó de 10,5% a 13% entre 2004-06 y 2014-2016”, indica la referida nota.


    
    También se refieren al informe trimestral de Cáritas de agosto de 2017, el cual mostró que el 15,5% de los niños de las comunidades evaluadas en Venezuela tenía algún nivel de desnutrición aguda (en comparación con el 11,1% en el trimestre anterior), mientras que un 20% de los niños estaban en riesgo de desnutrición.



“Los resultados recientes de estas evaluaciones, si bien no son representativas de la mayor parte de la población, son un indicativo del continuo deterioro en el estado nutricional de la niñez”, advierte Unicef.



Ante este panorama Unicef reitera su disposición para fortalecer su apoyo a los aliados del Gobierno y de la sociedad civil organizada para mitigar el impacto de la crisis económica en los niños más vulnerables.



Se debe hacer mucho más

Por otro lado, Boulierac reconoció que el Gobierno está reaccionando en cierta manera a esta emergencia para "mitigarla", distribuyendo bolsas de comida y de la transferencia de dinero a las familias más vulnerables, pero criticó la falta de una política "coordinada". Pero "mucho más debe ser hecho", subrayó.



Consultado sobre qué debería hacer el Gobierno venezolano ante esta situación, respondió: Obtener datos fiables para tener una imagen real de los niveles de desnutrición en el país. "En mayo, el ministerio de Salud reveló algunos estudios epidemiológicos. Más información como esa es esencial y urgente", dijo.


También explicó que Unicef tiene personal en Venezuela, pero que las autoridades son las que deben llevar a cabo estudios epidemiológicos de cómo "la hiperinflación y la crisis económica que atraviesa el país ha afectado a los niños".



Unicef trabaja con el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el INN y organizaciones de la sociedad civil para fortalecer y ampliar sus sistemas de vigilancia nutricional en las comunidades, brinda servicios de recuperación nutricional a través de sus aliados, apoya cinco maternidades que han sido priorizadas en el Distrito Capital, promueve la lactancia materna y crea conciencia sobre prácticas de crianza infantil, entre otras estrategias clave.


“Esto se logra a través de actividades como jornadas de evaluación nutricional para llegar a más de 113 mil niños, suministro de alimentos complementarios y terapéuticos cuando sea requerido, programas de capacitación y campañas de comunicación”, precisan en su página web.

Fecha: 29/ENE/2018