Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

Diversos factores amenazan su extinción

Fauna venezolana exhibe características únicas del trópico

Año tras año, surgen iniciativas individuales y colectivas, tanto públicas como privadas, que buscan detener la extinción de nuestras especies de animales, como el cóndor de los Andes, el oso frontino y hormiguero, el manatí, el caimán del Orinoco, la tortuga Arrau, el Cardenalito y la danta

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
El ave Cardenalito, especie de la fauna venezolana amenazada de extinción, debido principalmente a la caza para su comercialización ilegal.
Fotógrafo: Tomado de la revista Madre Tierra
 

Venezuela está entre los 10 países del mundo con mayor biodiversidad. En lo que respecta a la fauna, ésta incluye una gran diversidad de mamíferos, reptiles, aves y peces, que presentan características únicas de la zona tropical.

 

Desde la organización no gubernamental Vitalis, se señala que, de todas las especies de aves conocidas en Venezuela, 50 son endémicas, es decir, que solo habitan en nuestro territorio. También menciona la presencia de unas 35 especies raras o que pocos datos se tienen de las mismas y de alrededor de 135 especies de aves que podrían estar en peligro de extinción. La diversidad geográfica y climática del territorio venezolano convierte en única a una parte de su fauna.


Para 2008, 300 especies de fauna venezolana se encontraban amenazadas, entre las cuales estaban 110 aves, 95 mamíferos, 21 reptiles, 11 anfibios, 9 peces y unos 67 no vertebrados, según puntualizó Diego Díaz Martín, presidente de Vitalis. Este inventario fue presentado en el Congreso Mundial de la Naturaleza, organizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en Barcelona, España, en 2008.


Dicho organismo reporta en la edición 2008 de la Lista Roja, que el 38 por ciento de las especies animales evaluadas a nivel mundial se encontraban amenazadas. Los datos analizados en dos períodos diferentes reflejan un aumento de 622 especies más que las señaladas en la Lista Roja de 2007.


El problema no es exclusivo de Venezuela, sino a escala planetaria y se confirma que hay una crisis de extinción con base en reportes de la UICN. Este organismo indica que la pérdida y degradación de los hábitats afecta al 40 por ciento de los mamíferos del planeta y reviste un carácter más grave en América Central y del Sur, así como la caza y la explotación insostenible especialmente en el sudeste asiático y en ciertas regiones de Africa y Suramérica.


En la Constitución Nacional, artículo 127, se señala que es obligación y deber del Estado y de los habitantes de este país garantizar y proteger los derechos ambientales de todas las generaciones en beneficio de sí misma y del mundo futuro, incluidos dentro de estos derechos ambientales a la diversidad biológica y a los recursos genéticos de los que podrían beneficiarse todos los ciudadanos y descendientes. El marco legal en material ambiental incluye la Ley Orgánica del Ambiente, la cual permite abordar los diversos problemas ambientales con un criterio unificador.

 

Animales en peligro de extinción en Venezuela

 

Año tras año, grupos ecologistas e instituciones públicas y privadas luchan contra la extinción de especies de animales en Venezuela. Han surgido iniciativas particulares y colectivas encaminadas a detener la extinción de especies amenazadas. La lista de animales en peligro de extinción en Venezuela incluye los siguientes:

 

-El cóndor de los Andes, es un gran depredador y por ello se le identifica como una especie rara. El último registro de esta especie en Venezuela, específicamente en el estado Mérida, fue en 1912 y observado de nuevo en esa región en 1976 con escasa cantidad de ejemplares.

 

-La tortuga Arrau, perteneciente a la familia de los quelonios, es la más grande de Latinoamérica. Están presentes en las cuencas de los ríos Orinoco y Amazonas.

 

-El cardenalito, ave de plumaje rojo y negro que sobrevive en algunos estados como Falcón, Lara, Barinas, Miranda, Anzoátegui y Guárico, es objeto de la caza indiscriminada, la cual amenaza con la extinción de la especie si no se aplican medidas.

 

-El oso frontino, única especie de oso que hay en Suramérica, es muy perseguido por los cazadores furtivos. En Venezuela se encuentra en estados que conforman la Cordillera de los Andes. Su presencia también se registra en Ecuador y Perú.

 

-El manatí o vaca marina tiene como hábitat las cuencas del Lago de Maracaibo y del río Orinoco, donde vive bajo amenaza por la cacería, la contaminación de las aguas y los accidentes con embarcaciones de motor (lanchas y motos).

 

-El caimán del Orinoco, una especie en peligro de extinción en Venezuela y en el mundo, goza de protección especial en territorio nacional a partir de 1979. Es un reptil único que habita sólo en la cuenca del río Orinoco. La caería para el aprovechamiento de su piel e incluso como fuente de proteína para alimentación humana contribuyeron con este daño.

 

-La presencia del oso hormiguero disminuye como consecuencia de la cacería para aprovecharlo como alimento, la destrucción de sus hábitats y los accidentes que causan conductores irresponsables cuando cruzan la Gran Sabana. Su hocico alargado y cilíndrico, boca sin dientes y una lengua pegajosa son características propias de este animal.

 

-La danta, presente aún en las selvas húmedas del sur del Orinoco y en otras zonas de los estrados pertenecientes a la Cordillera de la Costa, es perseguida por los humanos para su aprovechamiento como fuente de proteína.

Fecha: 19/ENE/2018