Tiempo Universitario

| DEPORTES

Estrella del fútbol brasileño

Garrincha, la alegría del pueblo

Manuel Francisco Dos Santos era el nombre de pila, quien con su fútbol mágico deslumbró al mundo del balompié, murió un día como hoy 20 de enero.

Raúl Medina Sella

Tiempo Universitario
Garrincha, en futbolista brasileño que deslumbró al mundo formó parte de la histórica Selección de fútbol de Brasil que ganó los mundiales de Suecia 1958 y Chile 1962.
Fotógrafo: Tiempo Universitario
 





Un día como hoy, 20 de enero del 1983, falleció en Río de Janeiro uno de los grandes futbolistas que ha dado Brasil en toda su historia. Se trata de Manuel Francisco Dos Santos “Mené”, mejor conocido en el mundo futbolístico como Garrincha, apodo que le fue colocado por sus hermanos.



Sus hermanos le endilgaron ese  apodo por un ave nativa del Brasil, que según ellos es fea, pero al mismo tiempo increíblemente veloz y torpe, por lo que suele ser cazada con mucha facilidad. Esto lo hizo merecedor de ese nombre, por considerar que era libre, puro y feo, como ese pájaro.



Formó parte de la histórica selección de fútbol de Brasil, que ganó la Copa Mundial de Fútbol de Suecia 1958 y Chile 1962, en donde fue elegido unánimemente como el mejor futbolista del torneo.



Garrincha tenía los pies girados 80 grados hacia adentro, su pierna derecha era 6 cm más larga que la otra; además, tenía la columna vertebral torcida, y sus problemas se agravaron por una severa poliomielitis, pero nada de ello  impidió que se convirtiera en el mejor puntero derecho del mundo y una de las glorias  mundiales de este deporte.



Su fútbol mágico deslumbraba al mundo del balompié, a pesar de sus dificultades físicas, pero quedaba opacado porque todos los ojos apuntaban a un joven conocido como Pelé, posteriormente, llamado O Rei Pelé, quien  es considerado  por muchos como el mejor futbolista del mundo.



Los aficionados brasileños se enamoraron rápidamente de sus regates y amagues, capaces de enloquecer a cualquier defensa, por lo que también lo apodaron “La alegría del pueblo”.


Dio sus primeros pasos futbolísticos en el equipo de la empresa textil en la que trabajaba. Su primer equipo profesional fue el Botafogo, de Río de Janeiro, club en el que cumplió su más brillante labor, desde 1956 a 1964. En este club obtuvo tres títulos, y además fue elegido el mejor jugador del mundo en 1962.



En 1964, pasó al Corinthians de San Pablo y en 1968 se unió al equipo Junior de Barranquilla, Colombia, club para el cual sólo jugó un partido contra Santa Fe de Bogotá, en el estadio "Romelio Martínez", que se llenó para verlo jugar.



En 1969, pasó al Flamengo; mientras que en 1971, fue contratado por el Red Star París, y en 1972 jugó en Olaria, de Río de Janeiro, club en el que cerró su carrera deportiva.


En el mundial de Suecia 1958 formó una de las mejores delanteras de la historia junto a Pelé, Didí, Vavá y Mario Lobo Zagallo. Jugó con la selección 60 partidos, de los cuales ganó 52, empató 7 y perdió sólo 1.  



Un dato más que llamativo y que asombró a los conocedores del fútbol mundial, es que la selección de Brasil nunca cayó con Garrincha y Pelé jugando juntos con la verde amarilla.



Garrincha, amante de la noche,  el tabaco y el alcohol murió en la miseria un 20 de enero en Rio de Janeiro, a la edad de 49 años,  como consecuencia de un síndrome alcohólico, vicio que había  dejado hacía poco tiempo y una posterior congestión pulmonar. Su velatorio se realizó en el histórico estadio Maracaná,



Su epitafio reza así: “Aquí descansa en paz el hombre que fue la alegría del pueblo; Mané Garrincha".



Fecha: 20/ENE/2018