Tiempo Universitario

| NOTICIAS

23 de enero 1958: Fin de la dictadura de Pérez Jiménez

Un gobierno recordado por la represión y obras de infraestructura

Desde su arribo al poder, Pérez Jiménez creó un cuerpo autónomo con el nombre de Seguridad Nacional, a través del cual aplicó control social, censura, encarcelamiento y trato cruel, en especial a opositores, mientras inauguraba importantes obras para el país

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
El pueblo celebró en las calles de Caracas el derrocamiento del gobierno de Pérez Jiménez.
Fotógrafo: Tomada de Venezuela Tuya
 

El 23 de enero de 1952 llega a su fin, mediante golpe de Estado, el gobierno de mano dura que caracterizó a Marcos Evangelista Pérez Jiménez, el presidente número 38 de la historia de Venezuela, que sigue siendo recordado como dictador y el que más obras de infraestructura dejó al país.

 

Nacido el 25 de abril de 1914 en la población de Michelena, estado Táchira, Pérez Jiménez era militar de carrera cuando entró en la vida pública del país. Ostentaba el grado de mayor para el momento en que participó en el derrocamiento del Presidente Isaías Medina Angarita en 1945.


La Junta Revolucionaria de Gobierno, que presidía Rómulo Betancourt, lo designó jefe de sección del Estado Mayor del Ejército, cargo desde el cual, el 24 de noviembre de 1948, Pérez Jiménez promovió un golpe de Estado en contra de Rómulo Gallegos, quien había sido electo democráticamente Presidente de la República ocho meses antes.


Se instaló una nueva junta militar, esta vez presidida por Carlos Delgado Chalbaud y conformada por Marcos Pérez Jiménez y Luis Llovera Páez. Esta junta debía ser transitoria, pero terminó siendo dictatorial. Su presidente fue asesinado por Rafael Simón Urbina en 1950.


El civil Germán Suárez Flamerich asume como nuevo presidente de la Junta de Gobierno, como pasó a llamarse aquella instancia de poder. Pérez Jiménez continuaba en la junta, pero con más control, hasta lograr ser designado Presidente de facto de Venezuela de manera provisional por dicha junta desde el 2 de abril de 1952 hasta que el 19 de abril de 1953 la Asamblea Nacional Constituyente lo proclama Presidente Constitucional para el período 1953-1958.


En 1952 desconoció el resultado de las elecciones generales que daba ganador al Partido Unión Republicana Democrática, entonces dirigido por Jóvito Villalba, y se declaró en ejercicio de la Presidencia de la República.

 

Control social y obras públicas

 

Desde su arribo al poder, Pérez Jiménez creó un cuerpo autónomo con el nombre de Seguridad Nacional, dirigido por un hombre de su entera confianza como fue Pedro Estrada. A través de este organismo, gobernó con mano dura aplicando control social, censura, encarcelamiento y trato cruel, en especial a opositores.


Implementó una línea de gobierno conservadora, derechista, nacionalista y militarista. Promovió el nuevo ideal nacional e intentó sustituir importaciones por lo hecho en Venezuela e inauguraba obras de infraestructura que traían progreso al país, como la Autopista Caracas-La Guaira, la Autopista Regional del Centro (Las Tejerías-Valencia), las torres de El Silencio, el Hospital Clínico Universitario de Caracas, la Colonia Psiquiátrica de Bárbula y los teleféricos de Caracas y Mérida; además de importantes avenidas de la capital de la República, como la México, la Urdaneta, la San Martín y el Paseo Los Ilustres, entre otras obras de envergadura.

 

Militares y sectores populares

 

Mantuvo una línea de gobierno derechista, nacionalista, militarista y de fuerte represión. Se ganó enemigos dentro de las fuerzas armadas, desde donde se conspiró para su derrocamiento con apoyo popular. Algunos dicen que el descontento entre los militares fue alimentado por factores externos.


El 1° de enero de 1958 se produjo el primer intento de rebelión militar contra Pérez Jiménez, cuyo movimiento fue dirigido por el coronel Hugo Trejo y que contó con la participación de oficiales de la guarnición de Caracas y Maracay, pero todos terminaron presos. Sin embargo, siguió una ola de insurrecciones y manifestaciones en las calles, a la par que aumentaba la represión.


Para el 21 de enero se llamó a huelga general y se cumplió. En la noche del 22 de enero, hubo pronunciamiento de la Marina de Guerra y la Guarnición de Caracas en contra del gobierno. Pérez Jiménez había perdido apoyo de todo tipo y optó por huir del país en la madrugada del día 23 con rumbo a Santo Domingo. Falleció en Alcobendas, España, el 20 de septiembre de 2001.

Fecha: 23/ENE/2018