Tiempo Universitario

| NOTICIAS

6 de enero: Día de Reyes

Tres enigmáticos personajes tras la estrella de Belén

En la Biblia, hay una sola referencia a estos magos y no se menciona nada de reyes ni que eran tres

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Es celebrado el 6 de enero en diferentes países, especialmente en aquellos donde se profesa la religión católica.
Fotógrafo: Tomada de El Impulso
 



El Día de los Reyes Magos es celebrado el 6 de enero en diferentes países, especialmente en aquellos donde se profesa la religión católica, como parte de las fiestas de Navidad. La celebración varía de intensidad de acuerdo con cada país y en cada uno se celebra con algunas variantes.


Se trata de tres enigmáticos personajes que ni eran reyes ni magos, según discusiones surgidas en torno a estas figuras señaladas como responsables de anunciar el nacimiento del Niño Dios en Belén de Judá.


Los llaman Melchor, Gaspar y Baltasar, a quienes muestran trajeados con lustrosas telas y acompañados de camellos. En la tradición moderna, incorporaron el elefante y el caballo como medios de tracción de sangre empleados por estos personajes para movilizarse por el desierto y llegar hasta el pesebre donde nació Jesús, guiados por la estrella de Belén.

 


No se sabe si estos personajes existieron en verdad. En la Biblia, hay una sola referencia a estos magos y no se menciona nada de reyes ni que eran tres. Tampoco se indica nada acerca de la raza ni que eran hombres.

 


En el Evangelio según San Mateo, capítulo 2, versículos 1 a 12, se menciona que, cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos que preguntaron dónde estaba el rey de los judíos que ha nacido.

 


Con base en el texto bíblico, los reyes basaron su inquietud en una estrella muy luminosa que vieron en el oriente y por ello la seguían para ir a adorar al Niño Dios. Estos comentarios inquietaron al rey Herodes y los interrogó para saber más. Les solicitó informarle una vez que supieran del Niño Jesús bajo pretexto de ir a adorarlo también.

 


Luego de la conversación con Herodes, los reyes se marcharon bajo la guía de las estrella hasta dar con el pesebre
Cuenta el pasaje bíblico que, al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrándose ante él y le ofrendaron oro, incienso y mirra, “pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino”.

 


De esta manera, la celebración de la Navidad brinda uno de los episodios más importantes relacionados con la vida de Jesuscristo, pues a estos tres enigmáticos personajes, que se les asocia terrenalmente más como sacerdotes de la religión de Zoroastro, conocedores de astrología, fueron determinantes para la preservación de la vida del Niño Jesús, ya que tomaron otro camino de regreso y evitaron tener que informar a Herodes.



Fecha: 06/ENE/2018