Tiempo Universitario

| CULTURA

01 de enero de 1976: Nacionalización Petrolera en Venezuela

Los hidrocarburos han determinado el destino del país en los últimos 100 años

Se cumplen 42 años de la entrada en vigencia de Ley Orgánica que reserva al Estado la industria y el comercio de los hidrocarburos, instrumento jurídico aprobado por el entonces Congreso meses antes para darle apariencia de soberanía a nuestra industria petrolera

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Se cumplen 42 años de la entrada en vigencia de Ley Orgánica que reserva al Estado la industria y el comercio de los hidrocarburos.
Fotógrafo: Tomada de El Estímulo
 


Este 1° de enero de 2018 se cumplen 42 años de la entrada en vigencia de Ley Orgánica que reserva al Estado la industria y el comercio de los hidrocarburos, instrumento jurídico que había sido aprobado por el entonces Congreso de la República el 5 de agosto de 1975 para darle apariencia de soberanía al manejo de este importante recurso de nuestro subsuelo.

 

El anuncio de la nacionalización petrolera aquel 1° de enero fue una de las noticias más difundidas por los medios de la época y se ofreció al país como un gran logro, puesto que pasaba a manos del Estado venezolano todo lo concerniente a la exploración, explotación, manufactura, refinación, transporte y comercio de los hidrocarburos.

 

La proclamación la hizo el Presidente Carlos Andrés Pérez en acto realizado en la costa oriental del Lago de Maracaibo, estado Zulia, específicamente en el pozo petróleo Zumaque I, descubierto en 1914.

 

A través de esta ley, las propiedades, plantas y equipos de las compañías concesionarias extranjeras y los activos de las concesionarias venezolanas pasaron al Estado. Algunas de observaciones a esta decisión señalan que se trató de una nacionalización a la medida de las empresas concesionarias que explotaban el petróleo venezolano desde los tiempos del general Juan Vicente Gómez.

El camino hacia la nacionalización

Llegar a la nacionalización petrolera significó transitar un largo y complicado camino, porque concentraba intereses de los grandes capitales ingleses, holandeses y estadounidenses, las cuales habían hecho inversiones en el país para la explotación de hidrocarburos.


El petróleo venezolano jugó un papel inesperado años después cuando estalla la II Guerra Mundial y se convirtió en proveedor de crudo para las fuerzas aliadas contra el nazismo en Europa. Así la industria petrolera venezolana creció a un ritmo mucho mayor que en las primeras décadas del siglo XX.


Venezuela era un territorio poco poblado y predominaba la vida en el campo. Quedaban secuelas de las guerras y los enfrentamientos que siguieron a la muerte de Simón Bolívar. De modo, que había pobreza y era difícil invertir en grandes obras de infraestructura, entre otras para extracción, explotación y procesamiento del petróleo. De esto se encargaron las transnacionales del petróleo, que pusieron el capital y las condiciones para aprovechar este recurso natural no renovable.



Debate sobre la nacionalización

Con la llamada nacionalización de la industria petrolera venezolana, surge una forma distinta del negocio en comparación con aquellos años iniciales del siglo XX. La discusión en torno a los beneficios para nuestro país continúa.
Con  base en la ley de nacionalización petrolera, la República de Venezuela, como se denominaba para aquellos años,

 

puede planificar, resolver, financiar, ejecutar y controlar todas las actividades de la industria petrolera. Se crea la compañía Sociedad Anónima Petróleos de Venezuela (Pdvsa) de la fusión de las concesiones de Shell, Exxon y otro grupo de empresas extranjeras.

 


El petróleo sigue siendo el principal producto de exportación de Venezuela y gran parte de los ingresos proviene de esta industria. Más de cuatro décadas de aquella nacionalización, que el venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo, uno de los fundadores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), la calificó de “chucuta”, han significado una etapa de debate sobre los verdaderos beneficios para los intereses y el desarrollo de la nación.



Fecha: 01/ENE/2018