Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Experimentar esta habilidad es vital

La empatía es una herramienta indispensable en el aula

Estudios recientes en cátedras universitarias han indicado que "ponerse en los zapatos del otro" favorece el aprendizaje y desarrollo emocional de los niños

Miriangel Romero Herrera

Tiempo Universitario
La empatía es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.
Fotógrafo: Orlando Nader
 


Según la Real Academia Española, la empatía es “la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos”, es decir, entender la realidad de otro y compartir los aprendizajes, como parte de la inteligencia interpersonal que todos los seres humanos deben desarrollar desde la etapa preescolar.


Para la psicóloga y directora de la cátedra Convivencia, Cognición y Conciencia, de la Universidad Central de Venezuela, Aura Díaz; es importante que en el aula de clase se activen las tres áreas del cerebro que son reptil, neocortex y límbico.


Díaz refiere en sus estudios y durante el tiempo que lleva con la cátedra que, los estudiantes desde la edad preescolar deben centrar sus acciones en la acción, pensamiento y sentimiento, poniendo de manifiesto los tres tipos de cerebro, ya que así lo aprendido en el aula queda más arraigado.



De igual manera, califica la empatía, como un sentimiento que da pie a una acción, es decir “me veo reflejado en ti, si estás bien yo también lo estoy”, al aclarar que no es lástima, ni es actuar por el otro, es simplemente observar al otro y actuar sin menospreciar.



La profesora Díaz, además, insiste que cuando un niño va mal en el estudio, es porque hay un adulto a su alrededor que no está esforzándose lo suficiente, ya sea papá, mamá o docente; y es allí donde estrechar lazos y vínculos de amor con el niño es esencial.



En este sentido, la empatía debe practicarse a diario para que la habilidad se desarrolle y sea parte de las capacidades del ser humano. No es una tarea fácil, pero la costumbre la hará habitual y se reflejará en la conducta de los niños y los adolescentes, ya que el ejemplo de los adultos es el patrón a seguir de los más pequeños.


Menos violencia
Los estudios indican que con la práctica diaria de esta capacidad, se puede disminuir la violencia, puesto que cuidar de ti mismo te acerca a tu par, si estoy bien procurare que mi semejante también lo esté.


 
Actualmente, en la situación que aqueja a la sociedad en general, es vital que se cultiven estas acciones tanto en casa como en el aula de clases, para que la acción vaya conforme con el pensamiento y el sentimiento, unificando el criterio en un solo sentido, ser empático. Es decir, todo irá en consonancia con el ser, siempre en la búsqueda del bienestar, la estabilidad emocional y social del entorno.



Doble empatía


La profesora Díaz en sus estudios refiere que la empatía puede evidenciarse de dos maneras, emocional y cognitiva.

Por un lado, la empatía emocional es la que lleva a escuchar a la otra persona para entender o comprender lo que le sucede, y la empatía cognitiva es la que busca solucionar sus problemas, ambas en conjunto buscan observar la realidad del otro y procurar mejorarla o hacer algo para que esa situación sea más llevadera, pensando como si la situación te estuviese sucediendo a ti y así buscar la mejor alternativa.

Por tal motivo, se hace necesario que dentro de las aulas de clases los docentes conversen con sus alumnos los problemas o inconvenientes que ven durante las jornadas diarias y buscar la manera de aminorarlos, no solo a nivel de básica sino de media, diversificada y a nivel adulto en las universidades.



Fecha: 12/DIC/2017