Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

¡A utilizar el contenedor azul!

Hay razones para reciclar papel y cartón

Una de ellas es el ahorro de gran cantidad de árboles, agua, aceite, energía eléctrica y de diversos componentes que contaminan el medio ambiente

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
El reciclaje de papel y cartón contribuye, en cierta medida, con la naturaleza.
Fotógrafo: Tomado de Word Press
 

El reciclaje de papel y cartón viene tomando fuerza a nivel mundial y en Venezuela, más por razones económicas que por una conciencia ambientalista; sin embargo, representa un gesto positivo, porque, al final de cuentas, beneficia a todos, en mayor o en menor medida.


Una de las grandes razones para reciclar papel y cartón es el ahorro de gran cantidad de árboles (los pulmones del planeta y los que están a cargo de transformar el dióxido de carbono en oxígeno), agua, aceite, energía eléctrica y de diversos componentes que son contaminantes del medio ambiente.


Se estima que el reciclado de una tonelada de papel periódico significa el ahorro de una tonelada de madera. Cuando se trata de papel impreso, el ahorro de madera se duplica.


Lo que conoce como papel, un  invento del antiguo Egipcio que mejoró siglos después en China y Europa, es un material constituido por una delgada lámina elaborada a partir de pulpa de celulosa, la cual se extrae de los árboles.


Se trata de una pasta de fibras vegetales molidas suspendidas en agua, que casi siempre pasa por un blanqueamiento. El proceso continúa con el secado y endurecimiento. También se le añaden componentes químicos, como polipropileno o polietileno,  para que el producto final tenga las características especiales para su comercialización y uso.

¿Cómo reciclar?

Este material no puede ser reciclado las veces que se quiera, lo que sí es posible con el vidrio, por ejemplo. Luego de cuatro o cinco reciclajes, el papel se convierte en un desecho, pero se habrá retrasado su conversión a basura.


Toda persona, cualquier sea su rol en la sociedad, puede contribuir a favor del ambiente asumiendo conductas amigables con la naturaleza. Si se trata de papel y cartón, los consumidores tienen la oportunidad de utilizar el contenedor identificado con el color azul para la disposición de estos materiales destinados al reciclado.


Se recomienda utilizar productos de papel y cartón  cuando sea inevitable, prescindir de los embalajes recargados, imprimir documentos siempre que sean requeridos así para un trámite formal, consultar bibliografía en formatos electrónicos o digitales y organizar cajas o cestas para recolectar papel de oficina que luego será llevado al contenedor azul.


Al realizar la separación de los desechos, no se deben ser incluir: cartón de huevo, cartón o papel sucio, papel glasé, papel plastificado, aluminio, encerados ni envoltorios de golosinas, debido a que afectan el proceso de reciclado en las plantas.

Proceso de reciclado

Reciclar papel es recuperarlo para su transformación en un nuevo producto. El papel adecuado para reciclaje recibe el nombre de desecho de papel. Este material se reduce a pasta de papel, la cual se combina con nueva pasta que se obtiene de la madera.


La calidad del papel reciclado disminuye con cada proceso de transformación, debido a la ruptura de fibras. El proceso incluye decoloración del papel.


Si bien en la actualidad se procesan muchos tipos de papel, hay algunos que no se reciclan por el incremento de los costos. En el grupo de papeles que no se reciclan, por diversas razones, están aquellos con recubrimiento de plástico o aluminio, los encerados, pegados y engomados, así como los utilizados para envolver regalos.


Fecha: 12/DIC/2017