Tiempo Universitario

| CULTURA

Movimiento artístico que surgió en España

Javier Miranda, único latinoamericano que expondrá "Cambiodeismo"

El artista plástico carabobeño es conocido por sus obras en origami, pero desde hace año y medio ha trabajado con metales. La propuesta caló tanto que, en 2016, fue admitida en la Bienal 68 Arturo Michelena y, este año, en la Bienal 41 Salón de Artes del Fuego

Daniela Chirinos

Tiempo Universitario
Javier Miranda se incorporó al movimiento Cambiodeismo en el 2014
Fotógrafo: Cortesía de Gabriela Bellio
 

Cansados de que lo tradicional restara espacio a las expresiones contemporáneas en España, un grupo de artistas decidió fundar un movimiento a finales del siglo XX, que contraviniera esta situación. Lo llamaron "Cambiodeismo", como una sátira a las tendencias enquistadas en el consciente colectivo por siglos: cubismo, cinetismo, dadaismo, romanticismo, por solo mencionar algunos ejemplos.

 

Del 4 al 28 de octubre, esa corriente vanguardista tomará la Sala Arcos del Centro Galileo de Madrid, con una exposición homónima en la que participarán más de 180 realizadores de todo el mundo. De ellos, solo uno representará al continente americano, su nombre es Javier Miranda y nació en el municipio Naguanagua en Carabobo, Venezuela.

 

La intención es que esta colectiva sea itinerante y visite varias salas de Europa. Javier, quien se ha hecho de una sólida carrera con sus origamis en papel y esculturas geométricas en metal, retomó sus inicios con la fotografía y envió tres imágenes a color, intervenidas, de 40 por 40 centímetros, que hacen referencia a su trayectoria, inquietudes y motivaciones artísticas.

 

Entre los artistas que participarán en "Cambiodeismo" están Héctor Delgado, Raúl Apausa, Carmen Espinosa, Concha Tejeda, Marina Salas, Ángela Palomeque, Aracely Alarcón, Antonio Municio, Amparo Ruiz de Ayllón, María Jesús Aragoneses, Rosa Moreno de Castro, Carmen de la Lastra, Sonsoles de Rueda, Jenice K. Hinde Dart, Laura Cuesta Urquía, Amparo Martín, Laura Villaverde, Elvira Ortega, Agustín Sanz de la Fuente, Carmen Martínez y Miguel A. Ramos Oya.

 

Para el artista carabobeño es un honor representar a América entera en esta colectiva, porque varios de los realizadores que estarán exponiendo son admirados por él. Es el caso de Rosa Gallego del Peso, organizadora de la muestra y quien precisamente, lo contactó por Instagram e invitó a sumarse a este movimiento en el 2014, luego que las obras en papel de Javier llamaran su atención.

 

La oportunidad de mostrarse codo a codo con esos artistas, se suma a los triunfos que ha cosechado en su ininterrumpida carrera. Hablamos de la admisión de su obra en la Bienal 41 Salón de Artes del Fuego (2017), en la Bienal 68 Arturo Michelena (2016) y las condecoraciones que recibió el año pasado, a saber: la Orden Arturo Michelena y "Ciudadano Meritorio de Naguanagua".

 

- ¿Cuál es su preocupación como realizador?

- Me preocupa la situación del país, que los artistas venezolanos tengan que irse y mostrarse en otras naciones y no aquí. Me preocupa la necesidad de llevarle la cultura a la población más humilde y no sabe qué es tener deseos, hacerlos realidad, poder decirles: “mira, doblando papelitos yo llegué a España; si yo pude, tú puedes haciendo lo que te gusta, lo que amas, con paciencia y proponiéndotelo como meta”.

 

"Cambiodeismo" en Venezuela

 

Javier no se limita en cuanto a los proyectos que se propone. Desde ya está planificando traer "Cambiodeismo" a Venezuela. Tentativamente, sería para el año próximo; de lograrlo, contendría las obras de todos artistas contemporáneos que estarán en la muestra de España. Además, incluiría la variante de presentar la muestra en una página web.

 

El entusiasmo de este artista criollo por este movimiento, deviene desde que se incorporó en el 2014. Ese año estuvo en España, donde –explica- los realizadores sienten que los museos no están hechos para los creadores contemporáneos. Este es el fundamento de ese movimiento cultural. Sin embargo, reconoce que este no es su caso, además es la segunda vez que expone en España.

 

- A su juicio, ¿qué es lo más importante para un artista?

- Creo que los artistas tenemos buenos y malos momentos, pero vender no es lo único importante, también lo es mostrarte a través de tu obra, cómo estás por dentro, qué estás sintiendo y cómo te ves a futuro.

 

Begoña, Miranda y Futuro

La convocatoria a "Cambiodeismo" la hicieron a través de redes sociales incluyendo Youtube. Uno de esos vídeos comienza con una suerte de flor de fuego hecha con pirámides de papel y firmada por Javier. Pero solo una de las tres fotografías que envió a España,muestra en pleno su trabajo. Se trata de "Begoña" y es la que estará en la Bienal 41 Salón de Artes del Fuego.

 

Desde que su hija Miranda nació (2015), la paternidad le ha afectado positivamente, tanto que a partir de ese momento, la gran mayoría de sus obras se llaman como ella. Precisamente, en las otras dos fotos que envió a España aparece su pequeña primogénita. Pero Javier no deja de pensar en la situación país y, sobre todo, en la niñez abandonada. En parte, ese es el discurso que proyectará en la colectiva, aunado al origen de su obra: el papel.

 

Una de esas imágenes se titula "Miranda" y en ella se observa la mano derecha de su hija intentando tocar una pila de papeles de colores que Javier transformaría en una pieza. En la tercera foto, resaltan la expresión inocente de la niña que posa entre un fondo es negro y un papel azul brillante rasgado en primer plano. Esta pieza se llama "Futuro".

 

No olvidar de dónde vienes

 

Hay que aclararlo. Javier no ha abandonado la escultura para dedicarse a la fotografía, ni ha dejado de construir piezas en papel. "Uno no debe olvidar de dónde viene”, subraya el artista, convencido de que dejar atrás su obra primigenia es olvidar sus orígenes, por eso sus bocetos los sigue haciendo sobre las láminas de fibra vegetal.

 

Sin embargo, reconoce que trabajar con metales le ha permitido conocerse en otras dimensiones creativas: a cielo abierto y sin el cuidado excesivo de su otra materia prima –tan susceptible a la humedad, por ejemplo-, aunque que siempre está “doblando papelitos”, porque de esos pliegues y rasgaduras podría surgir una nueva obra en bronce o cobre.

 

La esencia de su propuesta también está en las formas de cada pieza, sus conocidas pirámides. Y es que, más allá del concepto geométrico, las asume como figuras cargadas de simbolismos, que representa lo masculino y a la Santísima Trinidad, con su base en el suelo y la punta orientada a lo Divino. Esto no quiere decir que no se atreva a abordar otras formas de ángulos variables.

 

Ampliando horizontes

El año pasado con “Miranda”, la obra que presentó en la Bienal 68 Arturo Michelena que estaba conformada por prismas y otros polígonos asimétricos, hechos en metal pintado; y con “Begoña”, que estará en la Bienal 41 Salón de Artes del Fuego, vuelve a retarse. Se trata de una pieza elaborada en bronce plegado a la que trató con ácidos para variar su tonalidad.

 

Esa obra la comenzó a trabajar en enero de este año, con la firme intención de ser admitido en el referido salón. Estudió y se preparó con la orfebre Lucía Ramírez. "Quiero y necesito estar ahí", esa era su premisa porque –explica- cuando se estudia la lista de artistas que han participado, "te das cuenta que son personas increíbles y yo, en cambio, soy un chamo que todavía está investigando".

 

Para conocer más sobre la obra de este artistas, se sugiere visitar la cuenta @Javier1Miranda en Instagram.

Fecha: 03/OCT/2017