Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Tras la designación del vicerrector académico

Averu rechaza intervención de la Universidad Simón Bolívar

Consideran que el CNU irrespeta el decreto N° 755 del Presidente Rafael Caldera, del 18 de julio de 1995, que le concede autonomía plena a la USB, al imponer en dicho cargo a un docente no perteneciente a esa casa de estudios

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Consideraron la medida como un atropello del Consejo Nacional de Universidades.
Fotógrafo: Cortesía UCV Noticias
 

A través de un contundente comunicado, la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) rechazó categóricamente lo que consideran como el nombramiento arbitrario del vicerrector académico de la Universidad Simón Bolívar (USB), por parte del Consejo Nacional de Universidades (CNU), efectuado el pasado 11 de julio de 2017. 

 

De acuerdo con los rectores agrupados en dicha asociación, la decisión del CNU evidencia el desconociendo de lo contenido en el artículo 10 de la Ley de Universidades, que estable que las universidades experimentales “gozarán de autonomía dentro de las condiciones especiales requeridas por la experimentación educativa”.


A juicio de Averu, el CNU irrespeta el decreto N° 755, firmado el 18 de julio de 1995, por el entonces Presidente de la República, Rafael Caldera, donde se le concede la autonomía plena a la Universidad Simón Bolívar; al imponer a un docente que no pertenece a esa casa de estudios como vicerrector académico, en virtud de la renuncia del titular del cargo, pese a que el Consejo Directivo había designado a un miembro de su propio personal docente, con larga trayectoria y credenciales académicas dentro de la USB; lo que consideran una intervención en el desenvolvimiento de la vida universitaria.


Dicho pronunciamiento se produce basándose en lo establecido en el artículo 109 de la Constitución Nacional y en la Ley de Universidades, que establecen la autonomía como un principio que orienta la función rectora en la educación, cultura y ciencia.


En el desarrollo de la misma, las casas de educación superior tienen la competencia para planificar los programas de investigación, docencia y extensión, dictar normas internas y la potestad administrativa para elegir a sus autoridades. En tal sentido, creen que con la decisión del CNU se evidencia la violación de la autonomía universitaria y un irrespeto a las normativas que rigen a las casas de educación superior.

 

Universidad experimental y autónoma
Durante su segundo mandato, el Presidente Rafael Caldera, mediante el Decreto N° 755, publicado en la Gaceta Oficial N° 35.756, del 19 de julio de 1995, otorgó a la Universidad Simón Bolívar el carácter de Experimental y Autónoma, especificando que gozará de autonomía académica, autonomía organizativa, autonomía patrimonial y autonomía administrativa; mediante la cual podrá escoger sus autoridades, así como su personal académico y administrativo.


Los rectores de las universidades autónomas del país reiteraron en el comunicado, dirigido a la opinión pública y a la comunidad universitaria en general, que la decisión emanada del Consejo Nacional de Universidades es considerada inaceptable, al imponer a una autoridad universitaria proveniente de una institución castrense, sin la experiencia académica requerida y ajena a la USB, para desempeñar el segundo cargo de mayor relevancia académica de esa casa de estudios, afecta la función de supervisión y coordinación de las actividades docentes, de investigación y de extensión.


De igual modo, indicaron que autoridades del Ministerio de Educación Universitaria profirieron amenazas en contra de las autoridades legítimas, en razón del rechazo a la imposición unilateral del vicerrector académico, atropello que la Averu denuncia y condena; por lo que hicieron un llamado a ese organismo a mantener un espíritu de tolerancia y respeto a la institucionalidad y pluralidad de pensamientos.

 

Criterios unificados
Tomando en cuenta los argumentos planteados en dicho comunicado, los rectores agrupados en la mencionada asociación, resolvieron rechazar contundentemente el acuerdo emitido por el CNU, que desconoce la autonomía universitaria, los principios y valores democráticos que rigen la educación superior venezolana, en su función al servicio de la nación, en la formación del capital humano, y la generación del conocimiento.


En el acuerdo, expresaron el apoyo y solidaridad irrestricto, ante la intervención e imposición de autoridades universitarias, sin tomar en cuenta la designación del Consejo Directivo, asunto que solo le concierne a las instituciones de educación superior.


Así mismo, las autoridades rectorales exigieron a que el CNU se aboque, conjuntamente con las casas de estudios, a la conducción responsable del desarrollo científico y humanístico de la nación y, por ello, exhortaron a esa institución, a cumplir con sus funciones, conforme a lo establecido en la Constitución Nacional y la Ley de Universidades; como única vía para que estas instituciones logren su misión de docencia, investigación y extensión, para lo cual han sido creadas.


Finalmente, en el comunicado suscrito en la ciudad de Caracas la tarde de este martes 19 de septiembre, los rectores manifestaron su preocupación, al tiempo que deploraron que ante la grave crisis humanitaria, de inseguridad, política, social e institucional por la que atraviesa el país y por ende la educación superior, ese organismo pretenda desconocer esa realidad que clama la reconstrucción del país, la paz y la solución de los problemas que impiden el logro de las metas académicas asignadas por la Constitución y las leyes a las universidades.

Fecha: 20/SEP/2017