Tiempo Universitario

| MUESTRAS

Mariela Cordero dos veces premiada en Italia

"Me gusta leer poesía del mundo, no me limito a una sola región"

Una selección de poemas que más le gustan a Mariela Cordero, están publicados en su blog. A la par, esta poeta carabobeña camina con pasos firmes en el mundo versado. Sus poemas "El destino de los viajantes constelados" y "Lo transfigurable es eterno" ganaron el 2° y 3.er lugar del Concorso Letterario Internazionale Bilingüe Tracce per la Meta en Italia en sus ediciones 2015 y 2016, respectivamente

Daniela Chirinos

Tiempo Universitario

Fotógrafo: Rafael Delgado
 

El jurado del Concorso Letterario Internazionale Bilingüe Tracce per la Meta fue firme en su decisión. El poema de la autora venezolana Mariela Cordero, dos veces premiada en este certamen en su segunda y tercera edición, dialoga con el mundo italiano a través de un verso de Giuseppe Ungaretti que oficia de llave para penetrar en la reflexión lírica: hay una nada inagotable que yace en todo poema dado a su naturaleza contradictoria pero a la vez fecunda.

 

Lo transfigurable es eterno –continúa el veredicto– cree en la capacidad de reinventar el mundo y de hacerlo trascender a través de la palabra: mano, labios, beso, edén compartido se han esfumado pero pueden florecer en el verbo. La lírica es capaz de eternizar  la vida y sus huéspedes. Estamos ante un poema sabio, con algunos paisajes de notable belleza.

 

El laureado poema se hizo con el 3.er lugar de la edición 2016 de este certamen que es convocado desde Milán con amplitud mundial. Mariela lo confiesa abiertamente: esta vez envió su poema sin expectativas, no esperaba obtener ningún premio por dos razones; la primera, de preferencia los trabajos debían guardar cierta relación con el legado de Pablo Neruda, pero esto era solo una sugerencia de los organizadores y ella la omitió; la segunda, el año anterior ganó el 2° premio del mismo evento, con su poema El destino de los viajantes constelados.

 

Sí, la poesía de Mariela Cordero gusta en Italia, y esta no es una exageración. Ambos poemas forman parte del libro recopilatorio de los trabajos premiados en cada edición, publicados en italiano y español, además se complementa con los textos de narrativa también galardonados. El premio lo entregaron en junio pasado, ella no pudo asistir pero está convencida de que conseguirá la manera de ir a Italia a recogerlo y sumarlo a la larga lista de distinciones que engrosan su hoja curricular como autora.

 

El trabajo poético de la también abogada egresada de la Universidad de Carabobo, atrae a los amantes de este género incluso de lenguas maternas distintas al castellano. Hace un par de años, aseguró en una entrevista que sus poemas eran para ser leídos en silencio, pero eso ha cambiado. Esa sentencia se ajustaba al poemario El cuerpo de la duda (Ediciones Publicarte, Caracas 2013), a diferencia de El idéntico incendio (Ediciones Movimiento Poético, Maracaibo 2015), en el que está incluido Cuerpo público que -como la propia autora resalta- es para ser leído a viva voz. Ese texto ganó del premio Poetas Hispanos 2016 y en julio pasado se publicó en inglés y español, en originsjournal.com.

 

 

El mundo le devuelve el cumplido

 

A Mariela le gusta leer poesía del mundo, no se limita a solo una región. Y el mundo le devuelve el cumplido a través de la inclusión de sus trabajos en antologías publicadas desde el 2009. China, España, México, Inglaterra, Chile y Argentina son solo algunos de los países que han acogido la obra de esta venezolana, nacida en el municipio carabobeño de Carlos Arvelo, quien desde la adolescencia sintió la inquietud de expresarse a través de la poesía, y taller tras taller –como el de Monte Ávila Editores, dictado por Alfredo Chacón– fue descubriendo la autenticidad de su expresión poética o como ella lo define: la manera de dibujar las imágenes. Mariela se aprovecha de las pausas, silencios y del movimiento para alcanzar esa “marca personal”.

 

Y en una suerte de mea culpa poética, desnuda en elcuerpodeladuda.blogspot.com sus preferencias por el trabajo de otros autores: Sen Rikyu de Hakushu Kitahara, Estamos tan intoxicados uno del otro… de Ana Ajmátova, La rapidité des nuages de Yves Bonnefoy, El romance del bardo de José Antonio Ramos Sucre, Inundación de Günter Grass, En medio de las profundidades verdes aparecen manchas de flores de Virginia Woolf, Di toda la verdad pero dila sesgada de Emily Dickinson y Gozo de Giuseppe Ungaretti, son algunas de las entradas.

 

No todo en el haber de Mariela tiene sensación extranjera. Para ella, Vicente Gerbasi es un poeta fundamental y Rafael Cadenas le conmueve, aunque el venezolano que más admira es Juan Sánchez Peláez, tanto que, lo confiesa, se deja llevar por las emociones cada vez que lee Elena y los elementos. También tiene favoritos en la narrativa, Yuke Mishima es uno de ellos, pero en definitiva tiene más libros de poesía que de otro género.

 

Primero lectora… y otros desafíos

 

Nunca sale de su casa sin un libro. La mañana en que realizamos esta entrevista llevaba consigo El maestro y Margarita de Mijaíl Bulgákov. Desde hace 18 años escribe poesía y lee desde que tiene uso de razón. Decidir qué prefiere entre una cosa y otra se le hace fácil: “Soy lectora, si no escribiera igual leería”. En todo caso, para ella el ejercicio poético es una necesidad que le exige dedicarse a desarrollar su sensibilidad, por eso no para de hacerlo, aunque tiene muy definida su posición como autora y como consumidora de textos.

 

Por lo pronto, espera por la traducción de El cuerpo de la duda que está realizando Aaron Divine, profesor de poesía de Boston (EE.UU.), quien la contactó directamente luego de leer la versión en español. Quedó fascinado. Ya le adelantó unas breves notas de voz con la lectura de los versos traducidos. Mariela se muestra entusiasmada, más bien ansiosa, porque este nuevo paso de su obra poética esté al alcance de los lectores de habla inglesa. Pero toca esperar, lo sabe, no hay otro remedio. Y entre tanto: Un hilo / como propiedad / primigenia / huérfano / con el que armo tejidos / componiendo / el cuerpo de la duda

Fecha: 04/SEP/2017