Tiempo Universitario

| NOTICIAS

04 de septiembre: Día Nacional del Empleado Público

La función pública amerita apego a la ética

La desobediencia a normas de conducta moral está reglamentada por la Ley del Estatuto de la Función Pública, la Ley Contra la Corrupción y el Código de Conducta de los Servidores Públicos

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
En Venezuela hay 2 millones 463 mil 759 empleados públicos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Fotógrafo: Víctor Bello
 

Diez años después de promulgada la Ley de Carrera Administrativa, realizada el 04 de septiembre de 1970, se estableció la celebración del Día Nacional del Empleado Público, con el fin de reconocer la contribución de estos trabajadores en la construcción de un país.

 

En Venezuela hay 2 millones 463 mil 759 empleados públicos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). Empleado público incluye a grupos de trabajadores que prestan servicio en las diferentes administraciones del sector público, tanto centralizadas como descentralizadas, tales como ministerios, organismos autónomos, alcaldías, concejos municipales e instituciones públicas.


El cumplimiento de sus funciones y el apego a la ética son condiciones necesarias de un empleado público. De acuerdo con los niveles jerárquicos, los trabajadores de la administración pública tienen responsabilidades específicas, que incluyen la toma de decisiones de interés para la nación y el manejo de fondos públicos.


Con la promulgación de la Ley de Carrera Administrativa en 1970, también se crea la Oficina Central de Personal (OCP), como organismo dependiente de la Presidencia de la República con el propósito de dirigir el establecimiento de un sistema de administración de personal en la administración pública nacional. En 1980, mediante decreto presidencial, se añadió el Día del Empleado Público al calendario de efemérides públicas de Venezuela.


En el marco de esta celebración, surgen también opiniones encontradas acerca de la conducta del empleado público para el funcionamiento eficiente del Estado. La desobediencia a normas de conducta moral está reglamentada por la Ley del Estatuto de la Función Pública, la Ley contra la Corrupción y el Código de Conducta de los Servidores Públicos.

Fecha: 04/SEP/2017