Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Del 1° al 7 de agosto: Semana Mundial de la Lactancia Materna

Leche materna fortalece relación madre-hijo

Fomentar la práctica de amamantar fue definida por la Conferencia Internacional de Nutrición de 1992, celebrada en Roma, como una de las principales estrategias para disminuir el hambre y la desnutrición

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Unicef recalca que la leche materna es el único alimento que el niño o la niña necesita para los primeros seis meses de vida y no tiene sustituto.
Fotógrafo: Archivo Tiempo Universitario
 

La leche materna es considerada el alimento fundamental de los niños desde su nacimiento hasta alcanzar la edad de seis meses, pues posee como principales beneficios: nutrientes necesarios para el crecimiento, protección contra enfermedades infecciosas y ayuda al fortalecimiento de la relación madre-hijo favorable a su desarrollo neurológico, visual e intelectual.

 

El tema es siempre pertinente, pero reviste especial importancia del 1 al 7 de agosto, cuando se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. A través de esta iniciativa, que comenzó con una reunión en 1979 entre el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), ante la disminución de las tasas de lactancia materna a nivel mundial, se busca promover esta práctica saludable a gran escala.


La Conferencia Internacional de Nutrición de 1992, celebrada en Roma, definió que una de las principales estrategias para disminuir el hambre y la desnutrición es a través de fomentar esta práctica.


Desde Unicef, programa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que provee ayuda humanitaria y de desarrollo a niños y madres en países en desarrollo, se recalca que la leche materna es el único alimento que el niño o la niña necesita para los primeros seis meses de vida y no tiene sustituto.


Con la vida moderna, muchas madres echaron a un lado la práctica de amamantar bajo la errada creencia de que existen alimentos disponibles en el mercado que hacen la vida más fácil. Esta tendencia fue muy marcada entre los años ‘60 y 2000, cuando se produjo un acelerado desarrollo industrial en el mundo y con ello la forma de alimentarse.


Sin embargo, vistos los nefastos resultados que trajo el abandono de la lactancia materna durante esas décadas, las consecuencias para la salud en general y el elevado costo de las fórmulas lácteas para bebés, se produce en la actualidad un retorno a la leche materna para la alimentación durante los primeros meses de vida e incluso hasta un año y un poco más en ciertos casos.


Son claves en la promoción de la lactancia materna: la educación desde el hogar y desde los centros de salud, en especial del personal de enfermería; la formación de generaciones de médicos especialistas en la atención de la madre y el niño que apoyen la lactancia materna; y la protección legal a favor del derecho de amamantar.


Esta práctica en Venezuela está protegida por la legislación, donde se le señala como “el medio ideal para la adecuada alimentación de los niños y niñas, a los fines de garantizar su vida, salud y desarrollo integral”.

Fecha: 01/AGO/2017