Tiempo Universitario

| NOTICIAS

En 2016

Crisis de salud eleva cifras de mortalidad materno-infantil y por enfermedades reemergentes

La situación obliga a las autoridades y a organismos internacionales a hacer un mayor esfuerzo por revertir la situación

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Se requiere mayor esfuerzo para la protección de la salud materno-infantil en Venezuela.
Fotógrafo: Cortesía
 

El aumento de las cifras de mortalidad materno-infantil y por enfermedades reemergentes como la malaria y la difteria en 2016 con respecto al año 2015, representa una señal de alarma en la crisis de salud en el país que obliga al gobierno y a organismos internacionales a realizar un mayor esfuerzo por cambiar esta realidad.

 

La publicación de tales cifras, que ocurrió en la breve gestión de Antonieta Caporale como ministra del Poder Popular para la Salud, coloca en contraste lo sucedido en 2015 y 2016, con respecto a las muertes materno-infantiles en Venezuela.

 

Lo revelado indica que 30% más de niños y niñas murió antes de cumplir su primer año de vida. También deja ver que un 64% más de mujeres falleció durante el embarazo o dentro de los 42 días después del parto.

 

Además de la mortalidad materno-infantil, los boletines epidemiológicos del ministerio señalan que más de 240 000 personas fueron afectadas por malaria en 2016 (76% más que en 2015) y los casos de diarrea, tosferina, neumonía, VIH y sarampión (todas potencialmente mortales para la niñez) aumentaron.

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), cuya sede para Latinoamerica se encuentra en Panamá, se refirió a las estadísticas sobre mortalidad materno-infantil publicadas en Venezuela, como evidencia de la crisis sanitaria que vive el país y el impacto de la prolongada crisis económica en las mujeres y los niños.

 

Según cifras que publicó el ministerio en su página web, la mortalidad materna, hasta la semana 52 del año 2016, subió un 65,7 %, para un total de 756 casos.

 

Enfermedades reemergentes

 

En cuanto a la malaria, considerada una enfermedad reemergente en nuestro país, las estadísticas publicadas apuntan a un incremento de 76,4 % en los casos, que pasaron de 136.402, en el año 2015, a 240.613 en 2016. Los casos registrados para 2013 fueron de 75.000. Esta enfermedad estaba casi erradicada en las décadas de 1960 y 1970.

 

Otra de las enfermedades reemergentes es la difteria, erradicada en Venezuela hace 24 años. Según el ministerio, fueron registrados 324 casos en 2016 y ninguna en 2015.

 

Acciones frente a esta crisis de salud

 

El organismo internacional anunció que se encuentra “listo para fortalecer el apoyo que viene prestando”, que incluye la provisión de medicinas para el tratamiento de la malaria, la difteria y otras enfermedades.

 

En el Plan de Acción del Programa País 2015-2019, acordado entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, se reafirma la voluntad de las partes de consolidar los avances alcanzados durante el acuerdo de cooperación 2009-2014. En virtud de ello acuerdan iniciar un nuevo programa país para el período comprendido entre el 1.o de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2019.

 

De acuerdo con la situación descrita allí, en Venezuela habitan 28,9 millones de personas, de las cuales nueve millones (32 por ciento) son niñas, niños y adolescentes.

 

Allí se reconoce que el país logró avances significativos en 2011 en la reducción de la mortalidad infantil y la mortalidad de menores de cinco años de edad.

 

Venezuela tiene una de las tasas de fecundidad adolescente más altas de la región latinoamericana (101 por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años). El 23 por ciento de los nacimientos son de madres adolescentes, con mayor incidencia entre quienes viven en pobreza.

 

 

 

Fecha: 16/JUN/2017