Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Con el programa Escuela de Calle

FCJyP forma multiplicadores de ciudadanía para informar sobre riesgos de la Constituyente

En el Espacio Miguel Peña, se efectuó el Foro Aula y Constitución, que forma parte del proyecto Participación Ciudadana y Cultura que desarrolla la Dirección de Extensión de esta facultad.

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Profesor David Rutman, decano de la FCJyP, durante su intervención en el Foro Aula y Constitución en el Espacio Miguel Peña de la UC.
Fotógrafo: Angélica Hidalgo.
 

A través de la Escuela de Calle que emprendió la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Carabobo (FCJyP UC), se efectuó el foro Aula y Constitución en el Espacio Miguel Peña, al sur de Valencia, con la finalidad de formar multiplicadores de ciudadanía ante el llamado a una Asamblea Nacional Constituyente.

 

La actividad se llevó a efecto desde la Dirección de Extensión de esta facultad y contó con la participación del decano de la FCJyP, David Rutman, quien puntualizó que dicha convocatoria es “fraudulenta” por considerar que se han “obviado todos los requisitos constitucionales y, sobre todo, vulnerando principios que son conquistas políticas del pueblo venezolano”.

 

Asistieron al foro Melissa Matos, coordinadora de Promoción de la Dirección de Extensión de la UC; Virginia Arévalo, coordinadora del Espacio Miguel Peña; y Silvia Lizardo, coordinadora de Acción Social; además de estudiantes universitarios y miembros de la comunidad.

 

El programa Aula y Constitución está inserto en el proyecto Participación Ciudadana y Cultura y fue creado con el propósito de que la calle se transforme en un aula de clases, “en donde las comunidades puedan comprender los hechos y las tendencias que marcan la realidad actual e interpreten las consecuencias de las decisiones y acciones que hacen de la actual sociedad venezolana un caos permanente”.

 

Se trata de formar comunicadores con el fin de que informen a otras personas en sus comunidades sobre los riesgos de ir a un proceso constituyente para modificar la Constitución Nacional.

 

“El gobierno se está aprovechando de la buena y ante la desinformación, la universidad pretende atacar eso”, manifestó el decano, quien considera que Venezuela no necesita una nueva Constitución “para que se vulneren derechos políticos alcanzados con el tiempo, como el voto soberano”.

 

De acuerdo con Rutman, el gobierno trata de tapar la situación del país con un proceso constituyente, para que la gente no hable del hambre, de la inseguridad y de la falta de medicamentos.

 

Aspectos económicos de cara a la Constituyente

 

Otra de las intervenciones en el foro estuvo a cargo del economista Carlos Ñáñez, coordinador de la Escuela de Estudios Políticos de la FCJyP, quien señaló que Venezuela atraviesa la peor crisis económica de los 207 años de su historia republicana.

 

-No hay parangón para definir una inflación de 2.093%, tal como se espera para finales del año 2017. No hay un calificativo más allá que hambruna y una destrucción del poder adquisitivo. Esto podríamos definirlo con los tiempos de la Guerra Federal y a quien afecta es a la gente pobre, expuso.

 

-Cuando analizamos los artículos de la carta magna desde el régimen financiero hasta el régimen monetario, vemos que todos han sido violados. El presidente de la república está gobernando desde enero de 2015 mediante decreto de emergencia económica, cuya duración, según la Constitución, es de 70 días, prorrogables por 60 días más. ¿En qué nos han beneficiado estos decretos?

 

De acuerdo con Ñáñez, gobernar por decreto es dictadura, porque se aplica la voluntad sin subrogarla al órgano de chequeo y control, que sería el parlamento. Agregó que el “impasse” surgido entre la fiscal general de la república, Luisa Ortega Díaz, y el poder ejecutivo, significa un quebrantamiento del contrato social. Agregó que, cuando ocurre el quebrantamiento del contrato social, imperan la incertidumbre, el miedo y la desesperanza.

 

Desde su punto de vista, uno de los cambios que se haría a la Constitución, si avanza el proceso constituyente, sería sustituir la definición del Estado de derecho y de justicia por el de “corte comunista y colectivista”.

Fecha: 09/JUN/2017