Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Propuesta presidencial representa un retroceso

La Asamblea Nacional Constituyente debe ser sometida a referéndum consultivo

Mediante esta convocatoria puede reformarse el texto constitucional y con ello todo el funcionamiento del Estado, en lo concerniente a instituciones y las ramas del poder público

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Es el poder constituido quien está convocando a una Constituyente, cuando la carta magna establece que "la soberanía reside en el pueblo, quien la ejerce mediante el voto".
Fotógrafo: Cortesía
 

De acuerdo con el artículo 347 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

 

Así pues, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) es la forma más pura para darle a los ciudadanos el poder de expresarse acerca del modo en que funciona su sistema político, económico y social a través de la transformación del Estado, la creación de un nuevo ordenamiento jurídico y la redacción de una nueva Carta Magna.


Mediante la ANC puede reformarse el texto constitucional y con ello todo el funcionamiento del Estado en lo concerniente a instituciones y las ramas del poder público. Con esta propuesta que recientemente realizó el presidente Nicolás Maduro se pretende refundar la República, con cambios profundos que no pueden materializarse con reformas o enmiendas.


A propósito de ello, Nelson Riedi Cabello, presidente del Colegio de Abogados de Carabobo, expresó que aquí se ha presentado un fraude a la Constitución y a la voluntad popular, porque a su juicio estamos ante un retroceso, nos han venido cercenando la participación política que son derechos inherentes a la persona y por ende son derechos humanos que deben ir a la progresividad.


“Si veníamos de una forma participativa, protagónica, el Tribunal Supremo de Justicia le ha venido mermando al venezolano de una u otra forma, esa posibilidad de ejercer ese voto libremente de manera directa universal”, expresó Cabello.


El jurista recalcó que un poder constituido es el que está convocando a una Constituyente, cuando la norma que establece la Constitución Nacional en su artículo 5, dice que la soberanía reside en el pueblo, el cual de manera intransferible es el depositario del poder constituyente.


“El pueblo, a través de un referéndum consultivo, es el que decide, de hecho la exposición de motivos y preámbulo de nuestra Constitución, son parte normativa de obligatorio cumplimiento, allí se dice muy claro que la constituyente debe aprobarse a través de un referéndum. Entonces ¿Cómo es que los magistrados del TSJ dicen que no hace falta un llamado, por cuanto el Presidente es el soberano?”, se preguntó.



Basamento jurídico

 

El basamento jurídico de la ANC está establecido en los artículos 347, 348, 349 y 350 del texto constitucional vigente desde el año 1999. El Artículo 348 contempla que “el Presidente de la República en Consejo de Ministros, la Asamblea Nacional y la sociedad civil; con la aprobación y recolección de firmas de un 15% de la población votante del país pueden convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.


Por otro lado, el artículo 349 reza que, “el Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución. Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente. Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente”.


Mientras que el artículo 350 expresa que, “el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.


El Artículo 6 de la Constitución dice textualmente que, “el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables”.

 

¿Cómo se aprueba la ANC?

 

De acuerdo a lo establecido en la Constitución Nacional, su aprobación deberá hacerse mediante el voto, por lo que es vital someterla a un referéndum consultivo, para que sean los ciudadanos quienes decidan si hacer o no los cambios planteados.


En este particular, es importante recordar lo que establece artículo 5 de la norma constitucional “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”.

 

¿Hay antecedentes?

 

La actual Constitución es producto del proceso constituyente impulsado por Hugo Chávez en el año 1999, quien convocó a un referéndum consultivo para que fueran los propios venezolanos, como pueblo soberano, los que decidieran si querían que se realizara una Asamblea Nacional Constituyente, aspecto que no se contemplaba en la carta magna de 1961 en los términos plantados por el presidente Chávez y que el Consejo Nacional Electoral regulaba.


En esa oportunidad, más de 80% de los venezolanos que votaron en el referéndum aprobaron la propuesta, luego se inició el proceso para crear la Constitución vigente. Una vez elaborada la nueva carta magna, se llevó a cabo un nuevo referéndum, en el cual los ciudadanos decidieron si aprobaban o no el nuevo texto.

 

Fecha: 08/JUN/2017