Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

5 de junio: Día Mundial de la Conservación y el Ambiente

Comunidades pueden ser agentes del desarrollo sostenible

Los asuntos relaciones con el ambiente deben interesar a más personas, ya que les conciernen, por cuanto impactan en su calidad de vida y la de nuevas generaciones

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
La conservación y el ambiente son temas que deberían interesar a todas las personas para contribuir con el desarrollo sostenible.
Fotógrafo: Cortesía
 

El 5 de junio de 1972 fue seleccionado como Día Mundial del Ambiente por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para marcar el inicio de la Conferencia de Estocolmo sobre el Ambiente. Además de esta resolución, esa instancia adoptó la misma fecha para la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

 

Los objetivos generales de esta jornada son fomentar la sensibilización mundial sobre el medio ambiente y promover la atención y la acción política sobre el tema.


Algunas de las actividades que se organizan para este día con el fin de llamar la atención de las comunidades incluyen charlas, elaboración de carteleras o murales, siembra de árboles, recolección de materiales de provecho y reportajes en los distintos medios informativos.


Lo que se quiere es motivar que más personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo, de modo que las comunidades asuman también un cambio de actitud frente a los temas ambientales y entiendan que estos asuntos les conciernen, por cuanto impactan en su calidad de vida y la de las próximas generaciones.


Desde la organización no gubernamental Vitalis, se plantea la posibilidad de estimular la comprensión de las comunidades como un detonante en el cambio de actitudes hacia temas ambientales con la meta de que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro.

 

Indicadores del medio ambiente

 

De acuerdo con indicadores del Pnuma, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y el Centro Mundial de Monitoreo de la Conservación (Cmmc), más de 20 millones de hectáreas de bosques se pierden en el mundo cada año. Esta pérdida no incluye las grandes extensiones afectadas por explotación forestal, la contaminación, la sequía, la minería y otras prácticas destructivas.


Otros indicadores señalan que el planeta ha perdido alrededor del 33 % de sus ecosistemas naturales en los últimos 30 años; la actividad humana ha hecho desaparecer un millar de especies de vida silvestre en los últimos 500 años.


Un estudio de Conservation International mostró que el 23,9 % de los sistemas biogeográficos de la Tierra han sido completamente transformados por el ser humano. América del Sur, con el 62,5 %, y Oceanía, con el 62 %, son las dos regiones mejor conservadas y menos transformadas, mientras que Europa es el continente que menos hábitats ha conservado, al situarse en 15,6 %.

Fecha: 05/JUN/2017