Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Reinventándose cada día

Madres conmemoran su día de cara a convicciones y luchas constantes

En la actualidad, cuando nuestro país afronta una difícil situación económica, social y política, las venezolanas deben afrontar retos y dificultades que conllevan a modificar rutinas, presupuestos y dieta alimenticia, para cubrir las necesidades de sus hijos y núcleo familiar

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Inés Lara, obrera de la Universidad de Carabobo , mamá de dos niños y una niña.
Fotógrafo: Orlando Nader
 

La iniciativa de celebrar un día dedicado a las madres en nuestro país tuvo lugar el 24 de mayo de 1921, en Valencia, estado Carabobo, gracias al doctor Jesús María Arcay Smith, presidente de la Asociación Caridad y Concordia, que logró oficializarlo por el Concejo Legislativo.


Posteriormente, 82 Concejos Municipales de Venezuela decretaron por igual esta celebración, hasta que en el año 1924, una ley del Congreso Nacional la convirtió en una festividad anual en todo el territorio nacional “El día de las tres madres”. Con el tiempo, esta celebración fue adaptándose a las festividades internacionales y perdió su nombre original, y hoy en día se conoce como: Día de las Madres


El panorama de celebración parece no ser la constante este año para las madres venezolanas, cuando afrontan una difícil situación económica, social y política, que las obliga a afrontar retos y dificultades que conllevan a modificar su rutina, presupuesto y dieta alimenticia, con la intención de cubrir las necesidades de sus hijos y núcleo familiar.


Esto no es todo. Muchas madres también afrontan el penoso dolor de la pérdida de sus hijos en las manos de la delincuencia, así como también de la desmedida represión por parte de los organismos de seguridad del Estado.


Ejemplo de esas madres trabajadoras, luchadoras, aguerridas e ingeniosas para afrontar la situación del país, es Inés Lara, obrera en la Universidad de Carabobo y progenitora de dos niños y una niña.


“Ser madre para mí es lo más bonito que me ha pasado. Mis hijos son el motivo para luchar todos los días, por lo que salgo muy temprano a trabajar para llevar la comida a mi casa y darles a mis niños todo, en medio de mis posibilidades”.


Lara es prácticamente madre y padre a la vez, situación que podría ser un poco difícil, no solo por esto implica, sino por “la crisis que estamos pasando porque no hay comida, y como le dice que no a sus hijos”.


Reinventarse es la clave


“En casa invento cualquier cosa, hemos cambiado los hábitos alimenticios, por ejemplo les doy de desayuno un topocho u otra cosa, eso sí, les doy un buen almuerzo cuando se puede, sino su arepita al medio día y en la noche cualquier otra cosa, pero lo importante es que nunca mis muchachos se han acostado sin comer.


Lara, como muchas mamás, sueña con un mejor futuros para sus hijos, por eso ella se esfuerza cada día, para apoyarlos, guiarlos “Yo sueño que salgan adelante, se gradúen, superen los obstáculos, porque yo no quiero que pasen por lo que yo estoy pasando, la situación no ha sido fácil para mí”.


Para esta mamá joven el día de la madre es todos los días, pero considera que celebrarlo este año será difícil, por las condiciones del país, “será crítico para muchas, no sabemos que se pueda celebrar con esta situación”.


El mensaje de Inés a todas esas mujeres quienes como ella tienen la responsabilidad y el privilegio de tener hijos; es continuar, pese a las dificultades, “tenemos que luchar por nuestros muchachos, estos golpes que sirvan de experiencia para salir adelante y mejorar como personas”.

Fecha: 14/MAY/2017