Tiempo Universitario

| NOTICIAS

22 de abril: Día Internacional de la Tierra

Preservar la vida en el planeta es una meta fundamental

El quinto mayor del sistema solar se formó hace aproximadamente 4500 millones de años y no tiene forma de esfera, sino más cercana a una elipse

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Distintas especies pueden convivir en el planeta Tierra.
Fotógrafo: Cortesía
 

En el Día Internacional de la Tierra, la preocupación central es la garantía de vida para las distintas especies existentes en la actualidad, pues se prevé que, de continuar el actual deterioro al medio ambiente, 75% de los seres vivos que se han identificado se habrá extinto en los próximos tres siglos y se teme incluso por la especie humana.

 

Esta jornada conmemorativa fue establecida para el 22 de abril por la Organización de las Naciones Unidas, con la finalidad de crear conciencia sobre la importancia de preservar los recursos naturales del planeta y enfrentar el cambio climático. Preservar la vida en el planeta, que es el único donde se ha comprobado la existencia de vida, sigue siendo una meta fundamental.


Existen algunos datos disponibles en torno a nuestro planeta y que resultan interesantes de conocer a propósito del Día Internacional de la Tierra. Uno de estos datos se refiere a su superficie terrestre en las que el agua cubre las tres cuartas partes y se le encuentra en estado sólido (glaciares), líquido (océanos, mares, ríos) y gaseoso (nubes). Los lagos, ríos, mares y océanos almacenan el 97% de toda el agua del planeta. El 97% del agua del mundo es agua salada y el 3% restante es dulce.


Se estima que la Tierra se formó hace aproximadamente 4500 millones de años y no tiene forma de esfera, sino más cercana a una elipse. La vida ha estado presente en este planeta durante buena parte desde su tiempo de formación, es decir, millones de años. Es el quinto mayor del sistema solar y el único donde hay vida.


Asimismo, es el único planeta del sistema solar con placas tectónicas activas, las cuales se mueven y son responsables de la formación de montañas, erupción de magma volcánico y modificación de la superficie. El 90% de la actividad volcánica de la Tierra se produce bajo los océanos.


El movimiento de las placas tectónicas es consecuencia de la intensa actividad que se genera en el núcleo de la Tierra, donde la temperatura llega a unos 5500 grados centígrados, la misma que hay en la superficie del Sol. Para los científicos, el núcleo de la Tierra está compuesto principalmente de hierro, el cual representa cerca del 88%.


Gran parte del planeta no está habitado y, según expertos, un tercio está constituido por desiertos.

Fecha: 22/ABR/2017