Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Óscar Mora, director de Salud Integral

La crisis alcanza a los pacientes de Uami

Contar con insumos médicos depende de la existencia en el país y de los mecanismos universitarios de compra

Carmen Luisa Flórez

Tiempo Universitario
El problema de contar con los medicamentos depende, por una parte, de la existencia en el país de los mismos y por la otra, de los mecanismos universitarios de compra.
Fotógrafo: Rafael Delgado
 

La Unidad de Atención Médica Integral de la Universidad de Carabobo, conocida por sus siglas como Uami, siempre ha requerido el aporte de colaboraciones de los pacientes para algunos procedimientos de salud, especialmente en lo que respecta al servicio de Odontología. Pero a consecuencia de la actual situación del país, ahora se ve en la necesidad de pedir los insumos más básicos con los que muchas veces no cuenta, para poder ofrecer la atención en salud que el paciente necesita, tanto en emergencia como en todas las áreas.

 

Óscar Mora, director de Salud Integral de la Universidad de Carabobo (Disiuc), refiere que las dificultades de la institución que dirige han venido siendo cada vez mayores.

 

Señala que, a la conocida dificultad del país relativa a la existencia de medicamentos para cualquier persona o institución, para recibir insumos médicos necesarios para la operatividad de Uami, se suman las formalidades administrativas que exige la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) perteneciente al Ministerio de Educación Universitaria, lo cual limita la compra de los insumos a los proveedores autorizados y retrasa aún más la adquisición de medicamentos.

 

El problema de contar con los medicamentos depende, por una parte, de la existencia en el país de los mismos y por la otra, de los mecanismos universitarios de compra. Es por ello que Uami ha debido sumarse a la práctica de muchos centros de salud públicos, donde tienen personal médico, enfermeras, instalaciones y disposición, pero lo que no tienen, deben solicitarlo al paciente para poder dar solución a su problema de salud, según explicó el director de Disiuc.

 

-Nos da hasta vergüenza hacerlo, pero lamentablemente el paciente está obligado a colaborar de alguna manera para sí mismo, para poder tener la salud que él viene a reclamar. A veces hemos tenido que pedir hasta inyectadoras, yelcos, soluciones, gasas… la universidad no escapa de la crisis que vive el país. Lo que nos llegua lo damos, pero lo que no tengamos, la persona debe aportarlo.

 

Uami sigue siendo una gran ayuda

 

Aún en las condiciones que se señalan, Óscar Mora estima que para el universitario sigue siendo una alternativa muy ventajosa contar con el servicio de su unidad de atención primaria de salud.


-Por ejemplo, uno de los servicios más costosos que cobramos es la colocación de una resina (procedimiento odontológico) y su precio es de Bs. 12 000, cuando en el mercado está cerca de los Bs. 300 000. La resina es un material importado para la cual debemos esperar recibir el dinero de parte del Estado para comprarla. El costo para la reposición de la misma ni siquiera lo alcanzamos.

 

En Uami se hacen tratamientos quirúrgicos en cirugía maxilofacial, procedimientos especiales que, para cualquier persona, serían extraordinariamente costosos. Por ejemplo, una fractura nasal que fuera de la institución cuesta entre Bs. 400 000 y Bs. 500 000; para una persona externa de la UC –atención de cortesía- lo máximo que se le cobra es Bs. 50 000 y Bs. 25 000 al personal universitario, lo cual resulta muy por debajo del precio en consultas privadas.

 

Apoyos institucionales


-Es necesario destacar que la Gobernación de Carabobo nos ha brindado todo el apoyo que ha podido; pero las medidas económicas que se están tomando en el país nos están ahorcando y restringiendo cada vez más.

 

Igualmente, la Dirección de Salud de la Alcaldía de Valencia ha brindado gran apoyo en las medidas de sus posibilidades, compartiendo parte de sus recursos para ayudar a las personas que son atendidas por Uami, según manifestó Mora.

 

Infórmese antes de ir


Desde estas líneas se recomienda al personal de la Universidad de Carabobo y a la comunidad valenciana en general, que si necesita realizarse un procedimiento médico, se dirija previamente a Uami y solicite información de los insumos que pueda necesitar y del costo correspondiente.

 

Es mucho lo que se da de manera gratuita, pero va a depender de la existencia de insumos. Cabe destacar que nada de lo que se cobra es para pago de personal asistencial, solo para reponer en parte los medicamentos que se utilizan.

 

“Quienes estamos enfermos, sabemos que aquí la cosa es buena”


Frente a una de las camillas de la emergencia de Uami, cuya cortinilla estaba medio cerrada, estaba sentada Soledad Gámez. Nos comentó que había llevado a su padre, Elías Gámez, de 63 años, empleado administrativo jubilado, quien necesitaba que le fuese administrado un tratamiento de hierro a causa de la anemia que presentaba.

 

Soledad acudió a Uami días antes y se informó. Llevó hierro, antialérgico y solución fisiológica; los demás insumos le fueron facilitados sin costo alguno en la emergencia. “Prefiero que mi papá se atienda aquí, así tenga que traer los insumos, porque la atención que ha tenido ha sido muy buena. Esto es normal de la situación del país”, dijo Soledad.

 

Elías Gámez, quien fue jefe del departamento de Contabilidad de la UC hace muchos años, agradecido por la atención que estaba recibiendo, añadió: “Los que estamos enfermos, sabemos que aquí la cosa es buena”.

 

Hay personas que llegan con suerte y son plenamente atendidos sin que le sea solicitado nada; pero en otros casos, en otros días, hasta la inyectadora deben llevar. Dependerá de la existencia. Por ejemplo, en días pasados el vicerrector administrativo acudió a Uami por atención para una cortadura de un dedo de la mano, y a él también le fue solicitada solución fisiológica y gasa, tanto para su atención inicial como para sus posteriores curas.

 

Fecha: 29/MAR/2017