Tiempo Universitario

| NOTICIAS

27 de marzo: Día Mundial del Teatro

El arte que revela las pasiones ocultas

Esta fecha se celebra desde 1961 y fue instaurada por el Instituto Internacional de Teatro (IIT) de la Unesco

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Una de las tantas obras nacionales y regionales representadas en el Teatro Alfredo Celis Pérez, de la UC.
Fotógrafo: Orlando Nader
 

El mundo de las tablas está de fiesta este 27 de marzo, por ser este el Día Mundial del Teatro, una rama de las artes escénicas que inició en la antigüedad y que continúa su desarrollo en todos los países.


La celebración del Día Mundial del Teatro se estableció a partir de 1961 y se manifiesta con diversas actividades, una de las cuales es la difusión del mensaje que escribe un connotado director teatral y la realización de festivales teatrales. Cada país prepara su programación para resaltar esta fecha y enaltecer el teatro.


La palabra teatro proviene del griego “theátron”, que significa lugar para contemplar. Por teatro se entiende la rama de las artes escénicas relacionada con la actuación. También se llama teatro al género literario que narra una historia.


El Día Mundial del Teatro se celebra cada 27 de marzo desde 1961, fecha instaurada por el Instituto Internacional de Teatro (IIT) de la Unesco, “para promocionar las artes escénicas como embajadoras de la cultura, la identidad y la sociedad de todos los países del mundo”.


Directores y autores de obras teatrales coinciden en el teatro ejercer un poder influyente en la mente de los espectadores y es capaz de transmitir un mensaje que antes era desconocido por el público.


Según el director Krystof Warlikowsk, uno de los más importantes directores de teatro europeo de su generación (1962), “no hay mejor forma de revelar las pasiones ocultas que con el teatro".


Por su parte, Francisco Hinojosa, uno de los principales autores mexicanos de literatura infantil, expresa: “Al salir de la sala en la que fue puesto en escena, el mundo parece distinto: ha sido tocado por la representación, que nos permite ver más allá de lo aparente”.


Si buscamos los orígenes del teatro, estos pueden situarse en la evolución de los rituales mágicos relacionados con la caza y la adoración a los dioses. En el teatro antiguo o griego, predominó el culto a Dionisio o Baco, el dios de la fertilidad y del vino.


También podemos identificar el teatro medieval, el cual se representaba en la calle y tenía carácter lúdico y festivo, con predominio de temas religiosos, de carácter sagrado como profano.


El teatro moderno se estrena con el teatro renacentista, que acentuó en las obras de tipo histórico.


El teatro contemporáneo sube el telón a una diversidad de estilos y permite el ingreso de corrientes artísticas de vanguardia. Esta apertura puede considerarse el factor clave que no solo ha evitado la extinción del teatro, sino que le ha permitido conquistar nuevos públicos.

 

 

Fecha: 27/MAR/2017