Tiempo Universitario

| NOTICIAS

También dedicó su vida al arte

Danilo Laya dejó un legado en la Facultad de Ingeniería

Gracias a la sensibilidad por el arte y sus conocimientos como pintor, creó el Departamento de Humanidades de esa facultad, para vincular a los estudiantes y docentes, con lo humanístico y la cultura

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Dedicó gran parte de su vida a la docencia, la cual combinó con su pasión por el arte y la pintura.
Fotógrafo: Cortesía
 

Danilo Laya, profesor jubilado de la Universidad de Carabobo, dejó un importante legado en la Facultad de Ingeniería, donde hizo vida docente, como miembro fundador de la Escuela de Ingeniería Eléctrica, conjuntamente con Salvatore Russo y Arne Roostna. 

 

Laya, ingeniero electricista formado en la Universidad Baton Rouge de Luisiana, Estados Unidos, revalidó su título en la Universidad Central de Venezuela y posteriormente realizó posgrado en Torino, Italia. También hablaba perfectamente inglés e italiano.


En vida, dedicó gran parte de su tiempo a la docencia, pasión que combinó perfectamente con la vena artística, área en la que también fue bastante productivo, realizando un gran número de pinturas, que certifican su amor hacia las artes plásticas.


Gracias a la sensibilidad por el arte y sus conocimientos como pintor, creó el Departamento de Humanidades de la Facultad de Ingeniería, con la intención de vincular a los estudiantes y docentes, con lo humanístico y la cultura.


Debido a su obra como pintor, recibió varios reconocimientos, entre ellos la “Mención de honor” en el IV Salón de Pintura y Dibujo de Ipapedi, en el año 2001. Gracias a su pintura “Todavía a tiempo”, recibió el Premio único a propósito de celebrarse el XL aniversario de este instituto. Además, ocupó el tercer lugar en el Salón Nacional de las Artes Plásticas de la Base Naval Agustín Amaro en el año 2000, entre otros.


Algunos de sus trabajos más recordados son: “Retrospectiva del ser humano”, “Buscando paz”, “Virgen del Socorro”; a los cuales se unen los homenajes realizados a los maestros Braulio Salazar Salas y Arturo Michelena. Destacan también obras dedicadas a su esposa e hijos, a quienes constantemente utilizaba como musa de sus pinturas.

Fecha: 16/MAR/2017