Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

3 de marzo: Día Mundial de la Naturaleza

Desarrollo sostenible preservando la flora y la fauna silvestre

Este día es propicio para sembrar conciencia sobre los beneficios que genera para la humanidad la conservación de la flora y la fauna silvestre

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Este ejemplar de iguana forma parte de las especies de flora y fauna silvestre que debemos ayudar a conservar.
Fotógrafo: Antonella Fischietto M.
 

El ser humano es el principal responsable de la preservación de su especie y de la flora y la fauna que existe en el planeta. Es por ello que el llamado es a acrecentar la conciencia sobre la necesidad del desarrollo sostenible, cuidando a la naturaleza.

 

Esta preocupación forma parte de las acciones que deberían promoverse cada 3 de marzo en el Día Mundial de la Naturaleza, proclamado así por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “con el fin de dar a conocer la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de concienciar acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad”.


Esta celebración fue adoptada el 20 de diciembre de 2013 por la Asamblea General de la ONU, en la Resolución 68/205, por ser en esa fecha cuando se aprobó la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, Día Mundial de la Naturaleza.


También se le denomina Día Mundial de la Vida Silvestre, que representa una invitación a celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes. También es un día propicio para sembrar conciencia sobre los beneficios que genera para la humanidad la conservación de estas formas de vida.


La fauna y la flora salvajes contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del desarrollo sostenible y del bienestar de los seres humanos.


La contribución que cada ser humano puede hacer en favor de la vida silvestre es ayudar a frenar el comercio ilegal de especies de flora y fauna en su estado natural.


De las más de siete mil especies animales en el mundo que están en peligro de extinción, todas están amenazadas de desaparecer por la acción directa o indirecta del ser humano.

 

 

Fecha: 02/MAR/2017