Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Es posible lograr una economía exitosa con el actual régimen político

Universitarios proponen al Ejecutivo una transición económica

Ofrecen apoyo a una eventual iniciativa gubernamental para una transición al mercado

Carmen Luisa Flores

Tiempo Universitario
El vicerrector administrativo, José Ángel Ferreira, acompañado de integrantes de la dependencia.
Fotógrafo: Angelica Hidalgo
 


Ante los distintos anuncios de voceros gubernamentales que plantean que, en las próximas horas, se tomarán medidas económicas relativas a la actual situación que vive el país, el equipo del vicerrectorado administrativo de la Universidad de Carabobo hace un llamado al Poder Ejecutivo Nacional para que tome las iniciativas que permitan una transición económica que haga sostenible las soluciones necesarias a las urgencias en el campo de lo social, la reorientación de la economía nacional y la previsión ante eventuales conmociones sociales.

 

El vicerrector administrativo, José Ángel Ferreira, formuló la propuesta acompañado de la coordinadora de su despacho y experta en recursos humanos, Deysi Hernández; el coordinador de gestión de sistemas administrativos y experto fiscal, Gilberto Uzcátegui; el coordinador de gestión de salud, higiene y seguridad, William Palmero, y el asesor económico del vicerrector, Santiago Guevara García.

 

En principio, asegura que sí resulta posible lograr una economía exitosa y con el actual régimen político. Está documentado que en países de orientación política de la naturaleza de la del gobierno nacional, han mostrado al mundo en general y a los analistas de los procesos de transición, que los casos de China –el más exitoso- y Vietnam, son representativos de esa posibilidad.

 

La universidad y profesionales venezolanos diversos han trabajado el tema de las llamadas transiciones al mercado y, responsablemente –es nuestro caso- podríamos apoyar una iniciativa gubernamental en esa línea. Las precondiciones, condiciones, procesos y resultados esperados de un planteamiento de esa naturaleza han sido extensamente estudiados.

 

Solo faltaría la decisión política. La UC ha señalado que el modelo actual hace presagiar, o una acentuación severísima de las limitaciones económicas y sociales, o la posibilidad de conmociones sociales y otros fenómenos indeseables. Esos dos subescenarios –llamados “La cubanización agravada” y “Una inestabilidad explosiva” son los que nuestra universidad ha definido como los “subescenarios malos” presentes.

 

Pero, junto con ellos están los “subescenarios buenos”. Ambos, transicionales: una “Transición a la Democracia y el Mercado”; o sea, cambio político y económico a la vez, y una “Transición al Mercado” de solo cambio económico, a semejanza de lo asumido por China y Vietnam.


Medidas necesarias


Para esta transición hay condiciones: un gobierno fuerte, por ejemplo. Se requeriría la decisión de acometer la reforma institucional necesaria al buen éxito de los procesos típicos de ese tipo de transiciones, extensamente estudiados por los economistas: 1) reformas para la estabilización de la economía; 2) reestructuraciones diversas en el nivel microinstitucional y las empresas públicas; 3) una amplia y transparente privatización; 4) un proceso administrado de liberalización económica; y 5) la formulación de un proyecto productivo nacional. Todo ello, posible con la decisión política de evitar el mayor deterioro económico y social y la posibilidad de una conmoción social asociada al deterioro y –como dicho- el apoyo de una asertiva reforma política e institucional.

 

Hay que decir que los organismos internacionales conocedores de lo económico presagian, algo mucho peor que lo ocurrido en otros países y momentos, y que ha provocado conmociones. Éstas deben ser enfrentadas por consensos nacionales. Una vía, sería el establecimiento de consulta a las escuelas de Economía del país y a los distintos espacios de conocimiento de las universidades que puedan plantear alternativas ubicadas en las cinco medidas necesarias antes señaladas.

 

Estamos seguros, que de ser escuchados, podría darseuna gran iniciativa nacional de reformas económicas que mejorarían ostensiblemente la calidad de vida del venezolano.

 

La decisión queda en manos del Gobierno Nacional. También, no atender el llamado y exponerse a sus consecuencias. 

Fecha: 07/FEB/2017