Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Por la ausencia de medidas económicas integrales

En Venezuela persiste una situación económica de serio impacto y alto riesgo

Para el decano, la situación que se registra en el país no es por fallas, sino por una racionalidad impuesta por el Estado

Beatriz Oliva

Tiempo Universitario
Hamidian considera que la situación del país no es debido a fallas, sino a una racionalidad impuesta por el Estado.
Fotógrafo: Angélica Hidalgo
 

La ausencia de la aplicación de medidas económicas integrales mantiene un escenario crítico en Venezuela. Se debe asumir el reto de reconocer que está presente una situación económica, con base política e institucional, de serio impacto y alto riesgo. 

 

Benito Hamidian, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, está convencido de que atendiendo esta situación, se podrán generar beneficios, principalmente al régimen, si su objetivo está asociado a los grandes intereses nacionales y no a ningún designio político extranjero.


“Esta exigencia es absolutamente necesaria para asumir los diversos procesos pendientes, por lo que ofrecemos como criterio inicial una gran discusión nacional sobre lo económico, lo político y lo institucional”, expresó.


Hamidian enmarcó el problema económico en seis dimensiones, como son las fallas instituciones severas, la ausencia de un Estado capaz de dar respuestas a las necesidades nacionales, una microeconomía destruida o interferida, la pérdida de los motores de crecimiento, desequilibrios en el sistema macroeconómico y una situación dramática del bienestar.


Para el decano, la situación que se registra en el país no es por fallas, sino por una racionalidad impuesta por el Estado: la destrucción del sistema para el completo dominio estatal y de factores externos asociados.


“La historia económica mundial nos muestra que, aún en un régimen de la naturaleza del actual, es posible cambiar. Su probabilidad de ocurrencia sube si se hace el trabajo político de ganarle al régimen en el campo económico. No plegarse a su manejo”.


Hace dos años hizo la advertencia de la “situación límite” en que se encontraba Venezuela. Este año, aseguró que el escenario crítico persiste y se agudiza, al estimar que el 2016 cerró con una inflación mayor al 800%, con una caída del Producto Interno Bruto entre un 12% y 14%, con niveles de escasez que continúan entre 85% y 95% y con un precio promedio del barril de petróleo mayor a 40 dólares.

Fecha: 16/ENE/2017