Tiempo Universitario

| NOTICIAS

18 de noviembre

Hoy se celebra el Día de la Alimentación en Venezuela

Fue establecido por decreto del presidente Rómulo Gallegos del año 1949, como respuesta al grave problema nutricional que vivía gran parte de la población venezolana

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Comer sano con los alimentos disponibles es uno de los grandes retos de la población en su lucha por la alimentación.  
Fotógrafo: Archivo
 

A partir de 1951, cada 18 de noviembre se celebra en Venezuela el Día de la Alimentación, en conmemoración de la fecha de creación del Instituto Nacional de Nutrición (INN) ese día del año 1949, mediante decreto del presidente Rómulo Gallegos, como respuesta al grave problema nutricional que vivía gran parte de la población venezolana.

 

Hablar de alimentación no es lo mismo que nutrición. Se entiende por alimentación el proceso mediante el cual “el ser humano ingiere alimentos para su crecimiento, desarrollo y mantenimiento de la vida y la salud”. Nutrición se refiere al “conjunto de funciones a través del cual el organismo utiliza, transforma e incorpora a sus tejidos los nutrientes que aportan los alimentos”.


Al igual que en 1949, antes incluso, la población venezolana, en general, tiene actualmente dificultades para el acceso a los alimentos, ya sea por la escasez como por los altos costos. Hasta hace un par de años, el principal problema de alimentación del pueblo venezolano era la malnutrición, que trajo un aumento de la obesidad. Bebidas gaseosas y azucaradas, comida chatarra y exceso de carbohidratos, formaban parte de la dieta diaria de muchas personas.


Hoy día, debido al elevado precio de los insumos, incluyendo el azúcar, los refrescos y las comidas chatarras, la población experimenta una pérdida de peso, por tanto, una reducción de tallas. Algunos individuos llegan a suponer están enfermos por la pérdida progresiva de peso.


Ante este panorama, una solución a corto plazo, que se vislumbra, es la promoción de alimentos sanos, campaña que se sustenta en el acceso a rubros cosechados en los campos y que siempre han formado parte de la dieta del venezolano, pero no de modo protagónico.


En medio de este intento por educar a la población acerca de la preparación de platos a base de alimentos sanos, disponibles en el mercado y a precios menos elevados que otros productos (como los manufacturados, por ejemplo), otra estrategia de supervivencia es apelar a las capacidades propias de los pueblos de utilizar rubros que se dan en cada región y sacarles más provecho a los alimentos tradicionales.

 

 

Fecha: 18/NOV/2016