Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Según estudio de María Baldallo y Leonardo Cabrera

Pacientes con enfermedad renal crónica también sufren de disfunción eréctil

Esta ponencia fue presentada durante la celebración del Congreso Internacional de Investigación e Innovación de la Faces

Miriangel Romero Herrera

Tiempo Universitario
En estos casos, es necesario un equipo multidisciplinario que coadyuve en el proceso para el mejoramiento del paciente.
Fotógrafo: Rafael Delgado
 

La enfermedad renal, a nivel crónico, puede causar inconvenientes en el funcionamiento normal del resto de los órganos, además de cambios químicos que pueden llevar a una disfunción eréctil en pacientes del sexo masculino.

 

Así lo refirió María Baldallo, médico cirujano, quien actualmente desempeña labores en el Hospital de Bejuma. En su ponencia, indicó que esta disfuncionalidad se presenta en pacientes que necesitan una terapia renal sustitutiva, es decir; quienes padecen de enfermedad renal crónica y necesitan diálisis al menos 4 o 5 veces por semana.

 

Es necesario saber, según la especialista, que una persona con esta tipología a nivel crónico, desmejora muchísimo su funcionamiento en el resto de los órganos, pues trabajan con mayor intensidad para mantener firme el organismo del paciente, logrando así fatiga y cansancio que normalmente no posee un cuerpo sano.

 

No obstante, los pacientes que deben dializarse varias veces a la semana, desarrollan cambios químicos que pueden afectar la circulación, la función de los nervios, las hormonas, el flujo sanguíneo, nivel de energía, y también contribuye a condiciones de salud, como la hipertensión arterial y la diabetes, que con el tiempo afectan la sexualidad de la persona, sobre todo del sexo masculino.

 

En este sentido, el estudio que hicieron Baldallo y su compañero cirujano, Leonardo Cabrera, determinó que, efectivamente, las hormonas producidas por el sistema endocrino del cuerpo disminuyen con el uso de altas dosis de medicamentos y con las continuas diálisis que amerita el paciente, razón por la que empieza a perder el deseo sexual.

 

Aunado a esto, el bombeo sanguíneo que se necesita para tener una buena función eréctil disminuye, debido a la cantidad de complicaciones que van degenerando los órganos y ocasiona un desbalance del nivel hormonal.

 

En este sentido, la profesional de la salud explica que es necesario un equipo multidisciplinario que coadyuve en el proceso para el mejoramiento del paciente, de la mano con el tratamiento y se mantenga un seguimiento terapéutico y psicológico, así como la inclusión de la familia o de la pareja para estar en armonía con el espíritu, la mente, el cuerpo y la salud.

 

Finalmente, apuntaron que en la actualidad hay muchos métodos que ayudan al ser humano en el crecimiento de su espíritu, pues es indispensable alternar la medicina con lo holístico para mantener niveles estables en la salud de un paciente con enfermedad crónica, a fin de que pueda desempeñar sus funciones al nivel que lo necesite, y no sentirse relegado por su pareja y por la sociedad, que es tan crítica.

 

Fecha: 14/JUL/2016