Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

Señalan en Encuentro Científico organizado por la UC

Resolver problema del agua tomaría tres décadas

Es el más complejo del mundo, según el ingeniero y docente universitario Rafael Dautant, quien plantea que se requieren grandes obras de ingeniería y educar a la población para llegar a la solución

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Conocedores del tema del agua sesionan en mesas de trabajo desde los espacios ucistas.
Fotógrafo: Rafael Delgado
 

Desde el Encuentro Científico Técnico sobre la Problemática del Agua en la Región Central, organizado por el Vicerrectorado Académico de la Universidad de Carabobo, se señaló que resolver esta materia requiere cuantiosas inversiones en grandes obras de ingeniería y una nueva cultura del agua, actividades que tomarían unas tres décadas en cumplirse si se inician en estos momentos.

 

El evento, realizado en el salón B del edificio de Posgrado ubicado en Mañongo, fue instalado por el vicerrector académico, Ulises Rojas, y contó con la intervención del ingeniero y profesor universitario, Rafael Dautant.


Posterior al acto de instalación, se conformaron cuatro mesas de trabajo, con la intención de producir un contenido con soluciones para su presentación pública en fecha que será anunciada por el vicerrector académico. Las cuatro mesas abordan: infraestructura y servicios, calidad del agua, nueva cultura del agua, y cambios físicos y naturales del agua.


El vicerrector académico agradeció la presencia de representantes de diversas instituciones, ex funcionarios de empresas hidrológicas, así como de investigadores y docentes universitarios involucrados en el tema del agua, quienes coordinan e integran las mesas de trabajo.


“Era necesario que nos reuniéramos. Desde el alma máter de la región central del país hicimos un llamado a discutir y a sugerir soluciones a los sectores gubernamental, político, económico del país y a la población en general. Considero que es un problema grave y complejo, por tanto, de múltiples aristas”, señaló.


Citó expresiones del Papa Francisco en torno al agua. Desde su posición de líder espiritual, consideró el derecho al agua como un derecho humano.
Informó que las propuestas que elaboren las distintas mesas de trabajo serán recopiladas en un documento que él dará a conocer públicamente.

 

Multi variedad de causales
Dautant, en su intervención, aplaudió la realización de este evento desde la universidad, por tratarse de un sueño de todos ver resuelto el problema del agua. Refirió que éste es el más complejo del mundo y se necesita tener calma, porque su solución tomaría de 25 a 30 años si las actividades comienzan en estos momentos.


“Hay que esperar un tiempo largo por la multi variedad de los causales de la problemática y la multi variedad de las soluciones. Es un problema que abarca lo social, lo técnico, lo económico y el tiempo”, expuso Dautant, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UC.


-Son mega obras de ingeniería que hay que construir, las cuales se deben proyectar sobre una base sólida de data y de información que se tiene que recopilar; después hacer los respectivos diseños, las licitaciones, la puesta en servicio, para controlar las fuentes contaminantes y después darle tiempo a los cuerpos de agua para que se auto depuren.


Lo que no puede esperar, a juicio de Dautant, es el suministro de agua a la población. El considera que hay acciones que se deben tomar a corto, mediano y largo plazo.


“Este evento está enfocado a cómo nosotros, los ciudadanos, debemos comportarnos. La fase investigación tiene que empezar a funcionar para que desarrolle toda la información básica de lo que debe hacerse para solucionar la problemática del agua y es el gobierno el que ejecuta las obras”, indicó Dautant, quien es asesor permanente en materia ambiental de la Cámara de Industriales del estado Carabobo.

 

Educar a la población
Dautant subrayó que son grandes inversiones las que deben realizarse, las cuales se ubican entre 4 mil 500 y 5 mil millones de dólares. Estas inversiones, tal como mencionó, van desde las grandes obras hasta la labor educativa de la población sobre el reuso del agua.


Manifestó que estas grandes inversiones deben incluir la nueva cultura del agua, que consiste en educar a la población a realizar el uso inteligente del agua. Acotó que, en lugar de buscar nuevas fuentes de agua para abastecer a las ciudades, habría que empezar a reusar la que tenemos, “que ya está usada, pero que la tecnología ha permitido que sea, inclusive, utilizable para la potabilización”.


Dijo que este planteamiento es serio y ya hay experiencias exitosas. Insistió en la necesidad de cambiar los patrones de consumo y que el agua que reutilicemos no tiene por qué ser potable, sino que basta con que sea buena para su uso.


Añadió que si fuese necesario transformar esa agua en potable, también es posible hacerlo. Respecto de la desalinización del agua, Dautant, aseveró que, a pesar de lo costosa, no es descartable.

Fecha: 15/ABR/2016